Opinión

Reabren la llave del
crédito a Homex



Santander e Inbursa financiarán dos mil casas

Uno de los cambios relevantes a la ley de quiebras mexicana es que las empresas en concurso mercantil pueden recibir nuevos créditos, claro está, luego de alcanzar un acuerdo con sus acreedores.

La medida es positiva por donde se le mire ya que la idea es que firmas que en el pasado estuvieron muy endeudadas, tras acordar una capitalización de pasivos, puedan recuperar parte del negocio perdido.

Bueno, pues dicha estratégica comienza a rendir frutos en el caso de los desarrolladores vivienda más grandes.

Por lo pronto Homex, que preside Eustaquio Tomás de Nicolás Gutiérrez, acaba de recibir sus primeros dos créditos de Santander, de Marcos Martínez Gavica, e Inbursa de Marco Antonio Slim Domit.

El financiamiento de Santander por 230 millones de pesos se destinará a la construcción de mil 300 casas, mientras que el de Inbursa por 190 millones de pesos va para 776 viviendas en desarrollos ubicados en León, La Paz, Morelia y Puebla.

Sin duda estos créditos significan un voto de confianza del sector financiero nacional en la gestión de Homex y debe verse como un primer paso, ya que la empresa de De Nicolás en las últimas semanas ha negociado con diversas instituciones nuevos créditos por unos dos mil 100 millones de pesos.

Como le decía, gracias al proceso que vive Homex con su reestructura financiera, el juez del concurso mercantil le autorizó apenas el 10 de julio pasado, a través de una resolución judicial, la reactivación de cuatro créditos puente, entre los que están los de Santander e Inbursa.

Habrá que ponderar, sin embargo, que la reactivación en la operación de Homex apenas inicia, ya que en 2011 previo a la crisis de las vivienderas llegó a construir 55 mil casas.

La confianza renovada en Homex se explica también por los buenos oficios del titular de la Sedatu, Jorge Carlos Ramírez Marín, quien se ha fijado entre sus prioridades la reactivación del sector vivienda sobre nuevas bases que permitan a su vez una reordenación de la mancha urbana en ciudades medias y grandes.

Y bueno, entre los primeros interesados en que se de esa reactivación de las vivienderas anote al gobierno, ya que cada año la demanda por casas nuevas de interés social alcanza unas 500 mil casas, y de no reanudarse una construcción vigorosa de casas habrá familias en el futuro inmediato que con el crédito en la mano no tendrán qué comprar, por ello la importancia que firmas de la talla de Homex puedan regresar al mercado.

La ruta del dinero

En más del sector vivienda, le comento que la Sedatu dio ayer el banderazo de salida a dos nuevos productos del Infonavit que tiene como mandamás a Alejandro Murat Hinojosa. El primero permitirá a todos los derechohabientes de ese instituto disponer de un crédito hipotecario, a partir de agosto, denominado en pesos, a tasa fija y por un plazo de hasta 30 años. Por otra parte, se ampliará el monto máximo del crédito que ofrece el Infonavit de 483 mil a 850 mil pesos,  con el fin de generar mayores opciones a los trabajadores, así como un portafolios de crédito más amplio, y de paso reforzar el carácter solidario de ese instituto.

Nada, que la Cofepris de Mikel Arriola sigue muy activa en varios frentes y hoy en Jalisco atestiguará la destrucción de miles de litros de bebidas espirituosas de dudosa procedencia que, además de significar un riesgo a la salud, contribuyen a una flagrante evasión de impuestos. Arriola ha estado muy de cerca de las firmas tequileras que están entre los principales perjudicados por la proliferación de un mercado informal de bebidas.

Con la novedad que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) de Gerardo Ruiz Esparza continúa con la investigación por diversas irregularidades concernientes al resguardo de 85 expedientes relativos a trámites como expedición de permiso, alta vehicular y emplacamiento de unidades registradas en el Sistema Institucional de Autotransporte Federal (SIAF), por parte de William David Knight Corripio, exfuncionario de la SCT en Tamaulipas. Ahora se sabe que habrá que sumarle a dicho expediente el hallazgo de al menos 12 propiedades con las que se les relaciona a él y a su padre, William Knight Bonifacio, actual director de la SCT Veracruz. Resulta que dichos inmuebles, cuyo valor en conjunto es cercano a los dos millones de dólares, se encuentran a nombre de la inmobiliaria Chairel Real Estate, empresa registrada a nombre de un familiar del funcionario en el condado de Mission, Texas, lo cual llama la atención pues el salario de Knight Bonifacio registrado en México es de apenas 85 mil 843 pesos mensuales.

Correo: rogeliovarela@hotmail.com