Tres hermosos ejemplos de pulcritud legal
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Tres hermosos ejemplos de pulcritud legal

COMPARTIR

···

Tres hermosos ejemplos de pulcritud legal

07/09/2018
Actualización 07/09/2018 - 13:40

Estoy seguro que cualquiera de los tres, o en conjunto los tres, figurarán en la próxima Constitución Moral, como muestras prioritarias del bien obrar.

1.- Para los chiapanecos es de vital importancia contar con un hombre cuyos desvelos han sido entregados sin límite para el bienestar de ese estado. Se llama Manuel Velasco y en los últimos días ha dado saltos que en otros tiempos hubiera sido la estrella de mayor brillo en el célebre Circo Atayde. Para bien de ese territorio, hace casi seis años fue designado candidato del Verde Ecologista a gobernador, y con la decisiva ayuda del PRI se coronó con el triunfo.

Hemos visto que a pesar de sus denodados esfuerzos, Chiapas es el penúltimo estado del país. Su pobreza es secular y todo indica así continuará por los siglos. El Cañón del Sumidero, con toda su belleza, seguirá inundándose de basura y la pobreza de sus habitantes estará desparramada por doquier. Hoy y siempre.

No obstante, Velasco salta del gobierno al Senado y del Senado al gobierno. Ha logrado que la Junta de Coordinación Política vote dos veces el mismo asunto en sólo cinco horas. ¡Un récord inigualable para un hombre brillantísimo y sobre todo eficiente, honesto, único!

Gracias Morena.

2.- Guadalupe Rodríguez Martínez, esposa del eterno líder nacional del PT, Alberto Anaya, fue acusada con pruebas sólidas y variadas de lavar 100 millones de pesos entregados por el gobierno de Nuevo León, en 2017, destinados a 17 centros de desarrollo infantil, CENDIS. Según las investigaciones, el gobierno neoleonés depositó esa cantidad a la cuenta personal (¿?) de María Guadalupe Rodríguez, quien hablaba de realizar tareas desbordantes de ayuda a niños desamparados, como hay tantos en el país. ¿Habrá tarea más noble?

Esa cantidad (100 millones de pesos) se distribuyó a diversas cuentas, como a la del líder del PT en Aguascalientes, Héctor Quiroz, quien dicen recibió 12.8 millones de pesos etiquetados para los CENDIS del Frente Popular Tierra y Libertad. Con miras a reforzar la investigación, la PGR solicitó la intervención del SAT de esas cuentas bancarias para saber si habían incurrido en defraudación fiscal.

Armado el todo como si fuera un rompecabezas, la PGR estaba a punto de echar el guante a Guadalupe y a tres de sus asociados cuando ocurrió un milagro: un juez federal los exoneró a todos, ya que las pruebas presentadas perfilaron “un caso débil, con nulo sustento”. Como en tantos otros casos, por ejemplo el de la maestra Elba Esther Gordillo, la PGR falla en sus acusaciones o bien sus integrantes son muy intuitivos y saben cambiar de opinión según otean el cambio de los vientos.

3.- El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ha resuelto que las imágenes que todos vimos en la tele, mostrando un carrusel de individuos que llegaban a la ventanilla de un banco y cada uno de ellos depositaba 50 mil pesos en efectivo para, en menos de media hora, sumar más de un millón y medio de pesos, no fueron reales. Nunca existieron.

Eso se puede derivar de la revocación de la multa de 197 millones de pesos que el INE había impuesto a Morena, creador del fideicomiso “Por los demás”, echado a andar al día siguiente del sismo del pasado 19 de septiembre. AMLO anunció que su partido donaría 20 por ciento de sus prerrogativas a los damnificados.

El INE indicó que ningún partido podría transferir directamente sus prerrogativas. El supremo dirigente de Morena no hizo caso y anunció la creación del fideicomiso. Se coordinarían con figuras públicas y administrarían los fondos. El INE realizó una investigación y no pudo rastrear el destino final de esos recursos, pues los cheques y dinero en efectivo fueron cobrados por personas vinculadas a Morena. Eso significa que se violaron diversas normas electorales en materia de financiamiento.

El TEPJF revoca la sentencia, pues dice que la investigación no fue exhaustiva. Estiman existe “una duda justificada”. Y esa resolución ha sido dada una vez que AMLO, en una explosión de enojo, profirió que se trata de una venganza. Nunca supimos derivada de qué acción.

Lo que sí sabemos, es que el TEPJF dobló las manitas, y con ello lesiona considerablemente la legitimidad de las instituciones electorales.

Bellos ejemplos para inscribirlos en la Constitución Moral.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.