Depredador al Senado
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Depredador al Senado

COMPARTIR

···

Depredador al Senado

08/12/2017
1
  

   

AP
,

El próximo martes 12 de diciembre Alabama tendrá una elección especial para decidir quién ocupará la curul vacante que dejó el senador Jeff Sessions, al ser nombrado Procurador General por el presidente Donald Trump.

El contendiente republicano, Roy Moore, tiene serias acusaciones de molestar a jovencitas. Incluso, como juez de la Suprema Corte del Estado fue dos veces desaforado por desafiar ordenes federales.

¿Qué es más importante para el Partido Republicano, la moral y los principios democráticos o seguir luchando contra la agenda liberal del expresidente Barack Obama?

Hace un mes, el diario The Washington Post, publicó una investigación donde detallaba la historia de la joven Leigh Corfman, quien sostiene que tuvo encuentros amorosos con Moore cuando ella tenía 14 años y él 32. La confesión de Corfman provocó que otras tres mujeres acusaran a Moore por cortejarlas siendo menores de edad. Y la bola de nieve siguió, hasta llegar a nueve mujeres que lo acusan de conducta sexual indebida.

Moore desmintió todo. Y su esposa Kayla Moore ha liderado la defensa de su marido. Por lo que Alabama, un estado al sur, históricamente conocido por su racismo y religiosidad, ha estado en el ojo del huracán, pues justamente en las esferas políticas, mediáticas y del entretenimiento ha habido una avalancha contra los acosadores sexuales, y muchos intocables han tenido que rendirse y renunciar.

El Partido Demócrata, por ejemplo, ha tenido una respuesta diferente ante las acusaciones. En las últimas semanas, ha habido una ola de acusaciones de acoso sexual en contra del senador por el estado de Minnesota, Al Franken. El miércoles 6 de diciembre, 30 senadores demócratas exigieron la renuncia de su colega. Ayer jueves 7 de diciembre, en el Pleno del Senado, Al Franken anunció su renuncia a su cargo, pero no se fue sin antes reconocer la ironía en su caso. “Hay cierta ironía en que renuncie mientras hay un hombre en la Casa Blanca que presumió sobre su historia de acoso sexual en una grabación, y un hombre que ha hostigado a niñas en diversas ocasiones, es candidato para el Senado con el apoyo total de su partido”, dijo.

La reacción de los líderes republicanos, especialmente en el Congreso, como el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, pedían que Moore renunciara a la candidatura. Sin embargo, la corriente amoral y fascista se impuso. Trump, a quien 19 mujeres lo han acusado de acoso sexual, se hizo de la vista gorda ante los desvíos de Moore.

Las encuestas muestran que la elección en Alabama será sumamente reñida. Moore, el depredador republicano tiene una ligera ventaja ante el demócrata Doug Jones. Según Real Clear Politics, el republicano tiene una intención de voto de 48 por ciento por 45.7 por ciento del demócrata.

Los republicanos en Alabama siguen apoyando a Moore por varias razones. Increíblemente, a días de la elección, cuatro de 10 mujeres en el estado lo apoyan. La mayoría dice no creer en las acusaciones en contra de Moore, pues es un hombre cristiano. Además, es un político que está en contra del aborto y claramente irá en contra del pantano de corrupción que representa Washington.

Al igual que Trump, Moore no reconoce límites en su retórica electoral. Hablando con un locutor de la radio cristiana el lunes pasado señaló que el multimillonario judío y gran liberal, un sobreviviente del Holocausto nacido en Hungría, George Soros, iría al infierno por “promover una agenda con connotaciones sexuales”, como el matrimonio del mismo sexo.

Alabama repite la historia de hace un año a nivel nacional. El Partido Republicano decidió aceptar la candidatura de Trump no obstante ser un depredador sexual y un empresario sin moral alguna, quien abiertamente está denigrando la democracia de Estados Unidos.

Claramente el partido de Abraham Lincoln ha perdido sus principios conservadores, religiosos y democráticos. Su gran líder en esta cruzada en que el fin justifica todos los medios, es el presidente número 45, Donald Trump. Este está acompañado de una nueva estrella, no sólo archiconservador, sino un verdadero neofascista, Steve Bannon, quien dejó de ser el estratega de la Casa Blanca pero sigue siendo la guía ideológica de Trump y el movimiento conocido como derecha alternativa (Alt-right).

El Partido Republicano con tal de imponer su agenda conservadora y nacionalista, se está convirtiendo a pasos agigantados, en una formación racista y fascista.

Twitter: @RafaelFdeC

También te puede interesar:
La incidencia Trump en 2018
Violencia y dignidad nacional
Acoso sexual, enseñanza para México

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.