Opinión

Radiografía de los hogares mexicanos


 
 
Los datos de la Encuesta de Ingreso Gasto de los Hogares que ayer dio a conocer el INEGI permiten hacer una radiografía de los hogares del país. Aquí tiene algunos de los elementos de esa imagen.
 
 
1- El INEGI y el Consejo Nacional de Población hicieron diversas conciliaciones respecto al número de habitantes en México y obtuvieron nuevas proyecciones del número de personas y hogares en el país. Conapo ya había revelado que sus estimados de este año son de 118.4 millones de habitantes mientras que ahora INEGI reveló que el año pasado éramos 117.4 millones. En cuanto al número de hogares llega a 31.6 millones en todo el país, 2 millones más que en 2010.
 
 
2- Las nuevas proyecciones de población van a reducir el PIB per cápita estimado para México. Por ejemplo, el FMI estima que este año el PIB por habitante sería de 10,989 dólares considerando una cifra de 116.02 millones de personas. Considerando estables todas las otras variables la nueva estimación debería ser de 10, 768 dólares. Es decir, por el puro efecto del recálculo del número de habitantes, nuestro producto por habitante ya nos bajó en 2%.
 
 
3- Un hogar típico en México, entre esos 31.6 millones que existen, tiene un ingreso mensual de 12,708 pesos al mes. En la mayor parte de los casos, se trata de hogares con dos cónyuges y dos hijos. La edad promedio del jefe de familia es de casi 49 años y hay al menos dos personas en promedio que llevan dinero a la casa.
 
 
4- En el México desigual que tenemos, los ingresos de los hogares también son muy desiguales. El 10% de la población con ingresos más altos tiene un ingreso mensual promedio de 44,333 pesos mientras que el 10%b más pobre obtiene 2,332 pesos por hogar. Aunque ha bajado ligeramente, la diferencia es de casi 20 veces.
 
 
5- Los más pobres destinan una parte muy elevada de su ingreso para comer. El 10% de la población con menores ingresos destina el 46% de su gasto en alimentos y bebidas; este porcentaje es de sólo 14.4% en el caso del segmento de ingresos más elevados. Pero esto no significa que los pobres gasten más en comida. El 10% más pobre destina poco menos de 1,320 pesos mensuales mientras que el grupo de más altos ingresos canaliza cerca de 5,800 pesos por mes.
 
 
6- Además de la desigualdad entre sectores, también existen profundas diferencias entre el campo y la ciudad. El ingreso promedio por hogar es de 14,275 pesos en las ciudades mientras que en el campo es de 6,938 pesos. Es decir, al margen del segmento socioeconómico, los ingresos de las ciudades duplican los del campo.
 
 
7- En los dos últimos años, los asalariados perdieron terreno pues sus ingresos subieron en 1.6% en términos reales. En contraste, los derivados de la propiedad, subieron 25%. Sin embargo, si se toma el periodo 2008-12 para ver el lapso completo después de la crisis, el resultado es una caída de 0.8% para los asalariados y de 14.6 para la propiedad. Es decir, la mayor parte de los empresarios mexicanos están lejos de tener ingresos equiparables a los que obtenían antes de la crisis.
 
 
8- Las elecciones federales en México siguen marcando su huella en el año en que se realizan. En 2012, las transferencias monetarias reales fueron en promedio de 1,623 pesos mensuales por hogar, un 13% por arriba de 2008.
 
 
9- La clase media mexicana sigue sin ver la suya. Entre 2010 y 2012, el 30% de la población más pobre del país incrementó levemente sus ingresos, en un promedio de 2.3% real. El 10% más rico lo hizo a una tasa de 4.5%. Sin embargo, el resto de la población, que forma el 60% del país, perdió 0.5% en los últimos 2 años.
 
 
Twitter: @E_Q_