Opinión

Quince años de políticas públicas a favor de Pymes
y emprendedores

La política pública hacia las Pymes cumple 15 años de haber iniciado formalmente, como una serie intencional de instrumentos, herramientas, procedimientos, recursos, leyes y organismos que tienden a fortalecer a la micro, pequeña y mediana empresas y a los emprendedores.

Este inicio de semana el Inadem presentó los lineamientos y novedades de su política hacia Pymes y emprendedores durante el año que inicia. No todos fueron invitados, sólo algunos pudieron conocer los detalles que operarán a partir de este año.

Pocos recuerdan el paso del tiempo y la manera en que esta política fue articulándose, así como a las personas que le dieron forma, donde destaca de manera importante Sergio García de Alba, segundo subsecretario Pyme y quien le dio carácter serio a la política superando la visión changarrera con la que inició.

Juan Bueno Torio fue el primer subsecretario del ramo. Entre los grandes cambios destaca la llegada de Enrique Jacob Rocha como último subsecretario y primer presidente del Inadem bajo un modelo muy cercano al SBA estadounidense.

La primera incubadora de base tecnológica creada en Ensenada, Baja California, se la debe el país a Nacional Financiera (Nafin) de la mano del Conacyt. Ahí la voluntad de Nafin fue decisiva por el trabajo de Mariano Gamboa, hoy en el Cinvestav como coordinador general de Tecnologías de la Información, y en aquel entonces como gerente de Proyectos de Empresas de Bienes de Capital. A la primera incubadora siguieron otras 13.

A partir de 2000, sin duda la pieza clave fue Sergio García de Alba y a la par Alejandro González con sus respectivos colaboradores. Alejandro sustituiría a García de Alba cuando éste fue designado secretario de Economía. ¿Aportará otro secretario de Economía la política pública para Pymes?

Pero ese no es el punto. Con aquel equipo nace el Fondo Pyme que entre 2004 y 2013 destinó 57 mil millones de pesos al apoyo de la micro, pequeña y mediana empresas y, recientemente, de manera especial en la actual administración, se extiende a los emprendedores.

La política pública hacia las Pymes es responsable de la conservación de 5.4 millones de empleos y de crear prácticamente medio millón de autoempleos. A nivel nacional menos de 50 mil empresas acuden al cobijo de esta política pública y a todas luces el recurso, por más que crezca casi 12 por ciento, es insuficiente y queda corto respecto a lo que el sector requiere o dice requerir. La demanda de recursos el año pasado fue superior a 26 mil 350 millones de pesos contra cinco mil 663 millones disponibles, lo que deja en claro que la demanda es superior en cinco veces a lo que se ha concedido al Fondo Nacional Emprendedor (FNE).

Para 2015 habrá nueve mil 907 millones de pesos disponibles, de los cuales seis mil 400 millones de pesos van al FNE.

Serán emitidas en total 31 convocatorias y cambios relevantes como el buscar la equidad regional y de tamaño de los proyectos apoyados por el FNE.

El pasado lunes se dieron a conocer cambios de política que presentan innovaciones interesantes como las oportunidades de inconformidad de los solicitantes ante resoluciones que no les favorecen, e incluso una suerte de alternativa de arbitraje para evitar que la opinión de los calificadores difiera radicalmente como venía sucediendo con quejas continuas al esquema de evaluación de los proyectos. Corrige pues el Inadem puntos complicados en la asignación de los recursos.

Áreas de oportunidad, muchas de las que escribirá Universo Pyme en algunas columnas más.

Twitter: @ETORREBLANCAJ