Opinión

¿Quieres mantener tu estándar de vida? Asegúralo

 
1
 

 

compra de seguros

Hay quien piensa que adquirir seguros es la manera más fácil de tirar el dinero y por eso nos encontramos en México con un índice de cobertura mínimo. Los invito, en esta ocasión, a relacionar esta opción con un enfoque financiero para sostener un nivel de vida.

Los seguros son productos que previenen los inconvenientes y dan un respaldo a la familia. Bajo la perspectiva de la compañía, habrá asociado un valor a dichos eventos fortuitos dependiendo de las probabilidades y los costos que incurriera. Es decir, en forma simplista, el cliente 'pierde la apuesta' si deja de acontecer la catástrofe y la empresa paga si ocurre.

Sin embargo, se han venido perfeccionado los esquemas y contienen componentes financieros ofreciendo la posibilidad de que se conviertan en herramientas de inversión, pues se incluye un ahorro forzoso a recuperar en un lapso de tiempo, aun cuando el evento no suceda.

En este sentido, es recomendable separar el análisis entre el precio de la cobertura y el rendimiento de la inversión.

Si una familia alcanza un determinado estándar de vida teme perderlo al sobrevenir un deceso, una enfermedad o cuando se llega a la edad del retiro.

El seguro permite mantenerlo por medio de una combinación de tres elementos: contingencia de lo fortuito, el ahorro continuo por un periodo largo y el rendimiento que ofrece la compañía.

Las propias características hacen que sea un complemento del portafolio de una familia, porque tampoco es conveniente estar 'sobre asegurado', pues los pagos se elevarían considerablemente.

Los seguros se transforman en un ahorro obligatorio y callado, que al paso del tiempo ayudan a una meta patrimonial.

Por ejemplo, ahora los millennials tienen una alta posibilidad de no tener una jubilación digna con la Afore y los seguros son una buena alternativa. Pueden escoger entre la opción de recuperar una suma grande en el momento en que cumplan los 65 años o recibir una renta vitalicia.

Existen inversiones con mayores ganancias (con sus respectivos riesgos), pero dentro de una diversificación funciona muy bien, porque va poniendo una base para el futuro. Cubre la muerte del generador de ingreso y también sirven para conceptos tales como la educación de los hijos o una pensión suficiente.

Los seguros, como cualquier otro producto financiero, requiere análisis. Evitemos hacerlo en forma indiscriminada y busquemos la rentabilidad en la resolución.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Qué prefieres: éxito en pequeño o fracaso en grande?
¿Vas a emprender? Evita sumarte a los miles que han fracasado
Las universidades siguen enseñando de forma tradicional