Opinión

¿Quieres lanzarte de 'freelance'? ¿Es para ti?

 
1
 

 

hombre con computadora

Ser independiente, ser tu propio jefe, tal vez sea uno de los sueños más deseados de los profesionistas. Es fácil hacer una ilusión de la actividad de freelance, disponiendo de tu tiempo y ganando cantidades considerables de dinero. ¿Pero es así? ¿Es para todos?

Ser un especialista destacado en un área no es la única cualidad requerida para intentar instalar una consultoría.

Es fundamental tomar en cuenta otros elementos vinculados con actitudes.

Aquí expongo algunos que pueden ser el inicio de la reflexión.

1.- Espíritu emprendedor: Es crucial tener claro que estarías abandonando la comodidad de la quincena y eso impone un costo alternativo alto. En lugar de esperar que hagan tu depósito al banco habrá de buscar clientes, ofrecer la asesoría, llevarla a cabo y luego, lo difícil, cobrarles.

Es evidente que hay un mundo de oportunidades para aprovechar, pero deben ser capturadas con gran esfuerzo. Trasciende a sólo tener un catálogo de servicios; se trata de entender las necesidades de los futuros clientes y tener ventajas sobre la competencia.

2.- Resistencia al fracaso: Una cualidad inherente a ser freelance es evitar doblegarse ante las negativas. Una buena parte de la labor es hacer propuestas y resignarse a que un buen número de ellas no se realicen.

3.- Orientado a resultados: Para tener éxito es importante el ofrecer soluciones concretas. Cuando uno hace labor de consultoría, la medición va sobre rentabilidad; es decir, que signifique una reducción en costos, aumento de ventas o cambio en procesos que conduzca a una mayor eficiencia y productividad.

4.- Capital de trabajo y buena administración: Los ingresos son volátiles por naturaleza y por tanto para iniciar se requiere un recurso para sobrevivir los primeros meses. Además, es básico manejar bien las finanzas familiares para compaginarlas con la variabilidad de las entradas.

5.- Disciplina: Si de momento se labora en casa, se necesita orden con los horarios y el esfuerzo de promoción, prospección y toda labor operativa.

Por lo regular se empieza sin un equipo y hay que ser mensajero, sacar copias y cobrador. Es un mito que se trabaja menos.

6.- Networking: Un activo codiciado por los asesores es la red de contactos. Más allá de la publicidad que se pueda hacer, contar con referencias directas de personas influyentes es la manera acertada de tener éxito.

¿Eres consultor? ¿Qué otras cualidades crees que se requieran?

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Qué tanto me puedo endeudar?
Afore, obra que termina en drama
¿Listos para el bombardeo navideño?