Opinión

¿Quieres independizarte
y no eres emprendedor? Puedes lograrlo

 
1
 

 

especial independencia emprendedor

Hay quienes tienen el sueño de ser sus propios jefes o, simplemente las dificultades del entorno laboral obligan a pensar en establecer un negocio, pero resulta que no se tiene esa vocación emprendedora caracterizada por la innovación y la toma de riesgo; pues bien, hay esquemas en donde podrías participar.

Quienes inician negocios tienen por lo regular una personalidad muy especial, porque enfocan su atención primordialmente al producto o servicio que desean poner en el mercado; además, gozan de un excesivo optimismo, que si bien es el motor de su audacia, también nubla sus decisiones.

En ese contexto, son muy valiosos los socios para aportar un balance que permita alcanzar el éxito de la nueva compañía.

Es decir, para establecer un negocio no es necesario contar con una gran idea, sino ligarse con alguien que la tenga y requiera un socio para convertirla en éxito.

El esquema es de participación en lugar de ser empleado, porque una característica de los que empiezan es por lo regular la carencia de recursos.

Incluso, la aportación podría ser de trabajo a cuenta de un porcentaje de la empresa.

La creatividad por si sola no garantiza obtener los resultados deseados y se requiere una contraparte con una visión. Está probado que son necesarias al menos tres personas con diferentes enfoques en la organización.

Una preocupada por el producto o servicio; otra orientada a satisfacer al mercado y una más destinada a las finanzas.

Podría haber una adicional con una tarea de administrar y coordinar. ¿En cuál encajas tú?

Si se cuenta con capital, también es posible tomar una buena idea de un emprendedor y ser quien la apoye con dinero a cambio de una parte accionaria.

En este sentido te es útil una plática reciente en TED, la cual pongo a tu disposición en www.finanzasparami.com en la sección de videos. Habla sobre los factores del éxito de las startups.

La labor de alguien que carece de habilidad emprendedora suele ser una mentalidad objetiva en términos de diagnóstico.

Esto permite determinar si el diseño del negocio se está haciendo en forma correcta.

Adicionalmente, puede poner en orden las “ocurrencias” para convertirlas en realidad.

Otra alternativa para convertirte en empresario sería a través de la compra de una franquicia, la cual tiene otros retos que vale la pena tocar con más detalle en la próxima colaboración.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Estás harto de tu trabajo? Elabora un plan
¿Qué señales económicas debo seguir para mis finanzas?
¿Vives en la anarquía financiera? Cuidado, puedes colapsar