Opinión

¿Quieres emprender?
Al diablo, sólo hazlo

 
Envíale tu pregunta a Richard Branson
1
 

 

emprender

Pregunta: Soy de Bogotá, Colombia, y actualmente estudio negocios internacionales en Miami. Estoy a medio camino de mi programa de licenciatura, y me acabo de topar con una oportunidad de negocios verdaderamente grande en mi país.

No le veo mucho valor a continuar en mi campo de estudios, pero un título de una universidad estadounidense es realmente útil en mi país. No sé si debería dejar de estudiar y regresar a Colombia a lanzar mi nuevo negocio o enfocarme sólo en completar mi titulación primero. ¿Qué haría usted en mi caso?

—Sergio Leal, Colombia.

Respuesta: Sergio, aun cuando estoy seguro de que un título de una universidad estadounidense tiene mucho peso en Colombia, es importante señalar que hay un nuevo respeto por el emprendimiento en Latinoamérica y en todo el mundo.

Ciudades como Medellín en tu país de origen están recibiendo elogios internacionales por sus esfuerzos para fomentar la innovación y el emprendimiento. Las empresas emergentes son no sólo atractivas, ahora se les considera un componente crucial de muchas economías nacionales. Lo que es más, hay una creciente tendencia a que las grandes empresas no insistan en que los candidatos tengan un título universitario.

Mientras escribía ese último párrafo, googleé “Medellín” para revisar un par de datos, y el primer resultado que apareció fue una guía de Lonely Planet de la ciudad. La fundación del propio Lonely Planet es una gran historia, y puede servir como ejemplo para cualquiera que detecte una buena oportunidad de negocios.

En 1972, los cofundadores Maureen y Tony Wheeler estaban recién casados y deseaban viajar, así que decidieron aventurarse lo más lejos de Londres que pudieran. En los siguientes seis meses, viajaron a través de Afganistán, India, Tailandia, Australia y otros países con un presupuesto austero y con poco conocimiento previo de los lugares que estaban visitando.

A su regreso a Londres, se dieron cuenta de que había otros viajeros a los que les gustaría hacer el tipo de travesía que ellos acababan de experimentar, pero no había guías. Así que Maureen y Tony tomaron turnos para salir de viaje a visitar diferentes países, y donde iban llenaban sus mochilas de tantos folletos y tanta información como podían encontrar.

Aprender trabajando
A menudo puedes aprender tanto sobre los negocios si inicias uno como en las aulas, si no es que más. Antes de dar el salto, ten estos consejos en mente:
• El riesgo es parte de hacer negocios. ¿Estás dispuesto a correr riesgos? ¿Estás preparado para aceptar el fracaso si las cosas van mal?
• Evalúa tu situación y tu red de apoyo. ¿Tus amigos y familiares están a bordo?
• Si las cosas no salen como esperas, recuerda que siempre puedes regresar a tus estudios

Crearon la primera guía de viajes, “Across Asia on the Cheap”, en los años 70, sin conocimiento de la industria en que estaban entrando. Sin embargo, sus instintos emprendedores les dijeron que esto era algo que podía despegar, así que renunciaron a sus empleos y dedicaron todo a su negocio. 39 años después, los Wheeler vendieron Lonely Planet a BBC Worldwide por una cuantiosa ganancia de 130 millones de libras esterlinas.

Sergio, suena que te sientes particularmente positivo sobre tu situación porque has detectado una oportunidad que puede marcar una diferencia para las personas y ser rentable, esta es una ruta clásica hacia el emprendimiento. Ahora enfrentas un dilema clásico con que se topan muchos emprendedores: ¿Deberías dejar de estudiar e iniciar tu negocio? Probablemente puedes mencionar a varios emprendedores altamente exitosos que optaron por dejar la escuela a favor de enfocarse en una empresa. Pero recuerda: por cada Bill Gates o Steve Jobs, hay mil emprendedores más para quienes las cosas no funcionaron bien.

No estoy tratando de desalentarte de aprovechar esta oportunidad, pero siempre es bueno ser realista sobre los desafíos por delante. El emprendimiento gira totalmente en torno al riesgo, y tienes que estar dispuesto a aceptar el fracaso en algún momento. La buena noticia es que aprenderás mucho. Cuando se enfrentan a la situación en la que tú estás, algunas personas hacen intentos por asegurarse de que la puerta en la universidad seguirá abierta para ellos posteriormente, si quisieran regresar después y conseguir su título. A menudo se puede regresar a los estudios en cualquier etapa, pero el momento oportuno a menudo es crucial en los negocios. Sólo piensa en todos los emprendedores exitosos que atribuyen su éxito a estar en el lugar correcto en el momento correcto.

Al final, si convertirte en emprendedor es lo que quieres, te serviría más aprender trabajando que en las aulas. Así que mi consejo sería que evalúes la situación, hables con amigos y familiares y tengas una idea de cómo sería tu red de apoyo. Después de eso, sopesa qué se necesitaría para que tuvieras todas las probabilidades de éxito. Si aún estás indeciso, yo digo que: Al diablo, sólo hazlo.

Twitter: @richardbranson

También te puede interesar:
La dislexia no es una desventaja
El camino hacia un mundo con energía abundante y más limpia
¿Estás listo para correr riesgos?