Opinión

Quieren ver el 'Pepebús'

   
1
   

    

Meade

Un candidato ciudadano no lo es todo, debe haber propuestas diferentes, campaña distintas con acercamientos a la sociedad, que permitan ver a José Antonio Meade como un precandidato fresco y sin compromisos.

Un precandidato que toque a la gente, que tenga mítines reales, que agarre su 'Pepebús' y recorra el país, comentan distintos políticos priistas, quienes dicen que si es así podrá atraer votos indecisos y retomar al priismo de base, que está ansioso de ver a sus candidatos.

Es que muchos priistas están conscientes de que la decisión de abrir la candidatura a un independiente fue la más sabia y pragmática en este momento, si quieren conservar el poder.

De acuerdo con la evaluación trimestral que realiza Consulta Mitofsky, el presidente Enrique Peña Nieto ha mejorado sus índices de aprobación, pero todavía está tan sólo en 26 puntos.

Y hace un comparativo con noviembre del quinto año de gobierno de los demás expresidentes a partir de Carlos Salinas, y podemos decir que le va muy mal ya que, por ejemplo, el expresidente Carlos Salinas tenía una aprobación de 80 por ciento a estas alturas de su gobierno y Ernesto Zedillo, quien entregó el poder al PAN, de 71 por ciento; el exmandatario panista, Felipe Calderón, quien regresó el poder al PRI, tenía 54 por ciento de aprobación.

Pero además de estos datos, que en definitiva impactan en la decisión de los ciudadanos, está el nivel de rechazo que tiene el PRI, que por cierto es el más alto de todos los partidos políticos con 57 por ciento, de acuerdo con la referencia electoral de Mitofsky.

Un punto terrible es que en esos niveles están los demás partidos, ya que el PAN y PVEM tienen un rechazo de 40 por ciento y Morena de 38.

Con todos estos datos y sus encuestas propias los priistas imaginan un candidato que haga frente al hoy puntero en las encuestas, Andrés Manuel López Obrador.

El momento difícil será cuando se hable de la necesidad de un deslinde de la actual administración, si el precandidato priista José Antonio Meade quiere bajar los negativos que le otorga el partido que lo abandera.

No sólo se trata de viajar en vuelos comerciales, sino de un verdadero acercamiento con la gente, para lo cual consideran a su esposa, Juana Cuevas, como un importante activo que debe utilizar en su campaña.

Pero hay otros que recomiendan al candidato no dejar fuera de su equipo de campaña a los priistas que pueden ayudarle a penetrar en el ADN del partido, que como ciudadano será difícil pasar.

Éstos podrían ayudarle con los liderazgos para el trabajo territorial de tal forma que logre hacer una red extensa en el priismo.

En esta situación está, por ejemplo, Ivonne Ortega, quien pidió licencia como diputada para formar esa red en todo el país, en la cual recabó un millón 800 mil firmas de militantes.

Si Meade Kuribreña decide no utilizar a los priistas que han trabajado en tierra y que conocen las secciones del partido y a los estados, se tratará de un verdadero desperdicio de capital político electoral en esta competida elección.

Además de la exgobernadora Ivonne Ortega, quien ha mostrado capacidad para ganar elecciones ya que ha tenido todos los cargos populares, está la experiencia de otros políticos que, aunque ya no están cerca de la cúpula del partido, conocen bien el territorio nacional y son indispensables para cuidar casillas y definir estrategias de tierra.

Quizá lo mejor para el precandidato del PRI sea escuchar esta y otras posturas y unir todos los esfuerzos para no desperdiciar un voto, en la que se espera sea una elección muy competida para el PRI.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
Copia o deslinde
¿Es tanto el enojo?
Y va de nuevo la amnistía

Sign up for free