Opinión

¿Quiénes son los “verdaderos estadounidenses”?

 
1
 

 

Drone de Estados Unidos

El economista Brad DeLong escribió recientemente en su blog sobre eruditos como Niall Ferguson que fantasean sobre una vasta clase de gente regular (los “verdaderos estadounidenses”) que respeta los valores tradicionales, no come comida elegante y vota por republicanos buenos con valores familiares que prometen la guerra.

Me sorprende que el Sr. DeLong no haya mencionado también al comentarista Andrew Sullivan, quien después de los ataques del 11 de septiembre escribió en The Times of London: “La región media del país (la gran zona roja que votó por Bush) claramente está lista para la guerra. La izquierda decadente, en sus enclaves de las costas, no está muerta; y bien podría montar una quinta columna”.

Pienso que el Sr. DeLong está sugiriendo que toda esta línea de argumentación es equivocada y vergonzosa en varios niveles (lea aquí su publicación: bit.ly/2bBIeQi). Para empezar, estos verdaderos estadounidenses son una minoría bastante chica; de hecho, más chica que la población no blanca.

Pero este tipo de erudición, sobre todo, aunque ostensiblemente elogia al “verdadero Estados Unidos”, de hecho está marcada por una profunda condescendencia. Felicita a la gente sencilla, elogiando su falta de exposición a la quínoa o a la comida tailandesa; dos cosas que pueden encontrarse en patios de comida de todo el país.

Lo lamento, pero en el Estados Unidos moderno no hay gente rural no sofisticada.

La mayoría tenemos muy buena idea de todo el rango de cosas que ofrece nuestra cultura en todos los ámbitos de la vida, incluso cuando muchos no podamos darnos el lujo de participar en algunas de ellas.

Incluso podríamos decir que el único segmento de nuestra sociedad que verdaderamente no parece estar al tanto de cómo viven los demás es un cierto segmento de los comentaristas.

Twitter:@paulkrugman

También te puede interesar:
Quedarse, pero con la esperanza de reformas

Encontrando equilibrio en una era de cambio

En los medios, Clinton siempre está condenada

>