Opinión

¿Quiénes enviaron a morir a estudiantes?

43 jóvenes estudiantes de nuevo ingreso en una normal, de origen humilde y con la ilusión de convertirse en profesores, fueron masacrados por un grupo criminal ligado a las autoridades municipales de Iguala en el Estado de Guerrero.

Al igual que a la mayoría de los mexicanos, nos indigna y entristece ese brutal y bárbaro acto. Debe aplicarse todo el peso de la ley a los autores intelectuales y materiales de ese crimen. Ya están detenidos algunos de los presuntos responsables. Pero no son los únicos, para castigar a todos los involucrados en ese inaceptable crimen es importante identificar las causas que lo provocaron.

Las autoridades de Iguala detuvieron a los estudiantes que llegaron en camiones, que horas antes habían secuestrado, porqué iban a boicotear el informe de labores de la esposa del Presidente municipal, como ya lo habían hecho anteriormente. Los narco policías que los detuvieron se los entregaron a un grupo criminal, que presuntamente los ejecutaron, pues afirman, los ejecutores del crimen, que entre ellos había miembros de un grupo criminal contrario.

Independientemente de que ese dicho sea cierto o falso, la pregunta que no tiene una respuesta clara hasta este momento, es quiénes y porqué enviaron a los normalistas al matadero, que teóricamente deberían estar estudiando y no boicoteando un acto de la esposa de un alcalde que era sabido por los líderes de la normal estaba ligada a un grupo criminal.

Son conocidos desde hace años que en esa normal no se preparan maestros sino activistas y guerrilleros, ante la tolerancia de las autoridades locales y federales. Actos de activistas de esa normal han generado muertos, como el quemado en una gasolinera, heridos y daños en propiedades privadas y públicas que han quedado impunes.

Es indispensable, para conocer las causas de fondo de la masacre, que las autoridades federales investiguen quiénes y porqué involucraron a jóvenes estudiantes en una guerra entre criminales que no es propia de la formación de maestros.