Opinión

¿Quién miente en Puebla?

La diputada perredista Roxana Luna encontró en la muerte del adolescente José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo el pretexto ideal para justificar su activismo en contra del gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle.

Si bien es cierto que desde cualquier ángulo la muerte del menor es condenable, reprobable o como quiera llamarle, también resulta reprobable la rentabilidad política que la legisladora está obteniendo con el caso de sus presuntos defendidos.

Roxana Luna es conocida por su oposición sistemática a cualquier proyecto del gobierno estatal; sus razones tendrá.

Pero en el caso específico del enfrentamiento entre policías estatales y habitantes de la junta auxiliar de Chalchihuapan, el 9 de julio pasado, la legisladora se montó en el evento sabiendo que sus dichos son sólo eso, pero carece de pruebas para sostenerlos.

Habla por ejemplo, de la utilización de balas de goma, una de las cuáles habría causado la muerte del menor.

Si así hubiera sido, ¿por qué no han presentado siquiera una de las muchas balas de goma que se supone disparó la policía local?

Dice que autoridades estatales obligaron a la mamá del adolescente, Elia Tamayo, a declarar que fue un cohetón el que lo hirió de muerte, pero en el video que ha trascendido jamás se le nota presionada.

Por otra parte, la señora no estuvo en el lugar del accidente como se ha dicho, sino que llegó al hospital cuando el muchacho había sido ingresado. Un día después, mientras Luis se debatía entre la vida y la muerte, la mamá, traída por la diputada Luna, estaba en el Senado, sollozando, pidiendo justicia.

¿No era más importante que se quedara con el hijo? Al menos eso haría cualquier madre.

La diputa se queja de que el gobernador Rafael Moreno Valle ni siquiera ha llamado a la mamá para darle el pésame, pero sabe que eso es mentira.

El gobernador envió al secretario de Salud del estado, con un teléfono celular en mano, para que le tomara la llamada al gobernador. Y simplemente no quiso hablar con él.

¿Quién pues está manipulando a quién y por qué? ¿Quién está mintiendo en Puebla, el gobierno estatal o la diputada que ha ganado los espacios en medios nacionales que jamás se imaginó?

O quizá sí, si se recuerda una declaración suya de hace unos meses: “En Puebla va a haber un Atenco’’. Nada más que no dijo quién lo provocaría.

* * * *
Ya resulta sospechoso que en las colonias en donde se pretenden colocar parquímetros, las manifestaciones no son de vecinos sino de franeleros y sus patrocinadores, que se oponen a una medida que ha resultado exitosa en zonas como Polanco, la Condesa o la Roma.

Recientemente los parquímetros fueron instalados en la colonia Florida, en una negociación sin complicaciones con los vecinos y la delegación respectiva.

Son los vecinos los que ganan por donde quiera que se le vea; desde la reducción de la delincuencia común hasta la limpieza de las calles y, desde luego, menor contaminación ambiental.

Ahora que la mira está puesta en Benito Juárez, refugio de franeleros en cualquiera de sus calles, éstos amenazan con boicotear el programa y preparan manifestaciones y plantones en la delegación.

¿De parte de quién?

* * * *
Este viernes al medio día se registrará como candidato único a la secretaría general de la Confederación Nacional Campesina (CNC) el senador Manuel Cota Jiménez.

Cota tiene una larga trayectoria en el sector y ha dejado en la carrera a tres importantes aspirantes que incluso contaban con el apoyo de algunos gobernadores.

Pero la designación recayó en él y con ello verá reforzadas sus aspiraciones para hacerse de la candidatura del PRI a la gubernatura de Nayarit.

El 10 de agosto próximo se hará oficial el nombramiento y el 28 del mismo mes rendirá protesta en Colima.

Y se acabó el misterio.