Opinión

¿Quién es ExxonMobil?

Se trata de una empresa petrolera y química, de origen estadounidense, basada en una ciudad llamada Irvine, en Texas, que factura en un año más de 420 mil millones de dólares. Es la firma pública más grande del mundo en su tipo y la empresa de refinación más grande del planeta. Sus negocios aglutinan en tres grandes divisiones: (1) upstream (exploración, explotación, perforación); (2) downstream (refinación, distribución, venta), y (3) químicos.

El negocio upstream de ExxonMobil está activo en 39 países. Recientemente esa división descubrió un yacimiento importante en Argentina, denominado Bajo del Choique, en la zona conocida como Vaca Muerta. En el negocio de downstream está sumamente activo: el gobierno de Arabia Saudí recién le comisionó un mega proyecto para generar combustibles limpios; mientras que en China está expandiendo velozmente su negocio de lubricantes. Finalmente, el negocio químico está expandiendo plantas de polietileno en Texas y de fluidos de hidrocarbono en Bélgica y Singapur.

El año pasado el presidente de Rusia Vladimir Putin condecoró oficialmente al CEO de ExxonMobil, Rex Tillerson, con la Orden de la Amistad. Hace tres años, esta empresa signó un acuerdo importantísimo con OAO Rosneft, la petrolera rusa, para explorar y hallar yacimientos en el mar de ese país. Durante los años recientes, ExxonMobil había visto caer su producción, por lo que sus exploraciones en mercados emergentes se han vuelto clave para su futuro. El acuerdo con los rusos vale 500 mil millones de dólares; y empieza a operar ahora, con un campo de exploración en el Ártico, cuyas primeras perforaciones iniciaron hace pocas semanas.

El año pasado ExxonMobil recibió la Medalla Cruz Verde de la Seguridad, que se otorga a las empresas que alcanzan los más altos estándares de seguridad para sus empleados.

Las inversiones de capital de ExxonMobil son gigantes. Tan sólo durante el primer semestre de este año la empresa invirtió 18 mil 236 millones de dólares. Asimismo, la firma es muy activa repartiendo dividendos entre sus accionistas.

En el mapa estratégico de exploración de ExxonMobil, México solía aparecer en un color gris obscuro, denotando la nula actividad de esa empresa en nuestro país en materia de exploración y explotación (upstream).

Durante el periodo comprendido entre 2010 y 2040 la demanda de combustibles líquidos se incrementará en 25 por ciento. Tan sólo el gas natural enfrentará un crecimiento de 65 por ciento. Para aprovechar estas oportunidades, ExxonMobil tiene particular ventaja en tecnologías de imagen de subsuelo, en modelación de reservas y en explotación exhaustiva de yacimientos.

ExxonMobil está interesada en la nueva era energética de México.

Twitter: @SOYCarlosMota