Opinión

¿Qué tanto me puedo endeudar?

 
1
 

 

 [Un 47 por ciento de los trabajadores usará el aguinaldo para pagar deudas. / Cuartoscuro]  

Es usual que a final de año, con el apoyo del aguinaldo, bonos de actuación y caja de ahorro, se piense en adquirir un bien raíz a crédito, porque se cuenta con recursos para el enganche. ¿Qué elementos habrán de considerarse en esta decisión?

Una perspectiva inicial de análisis es tener claro que un crédito hipotecario generará siempre un costo mayor a cualquier opción de inversión tradicional, por lo que es conveniente tomar el menor apalancamiento posible.

En cuanto a la capacidad de endeudamiento, hay dos puntos de referencia obligados; uno estructural y otro de flujo. En relación al primero, debemos hacer un listado de activos y pasivos para definir qué tan apalancados estamos (te puedes auxiliar con la descarga de una hoja de Excel en www.finanzasparami.com en la sección de herramientas).

En este caso, estamos valorando el monto absoluto de las deudas y comparándolas con todos los bienes, para sopesar la viabilidad financiera de mediano plazo. En la medida en que nuestros activos superen los pasivos es mejor; de lo contrario, pensemos primero en liquidar obligaciones.

El segundo enfoque, el de flujo, se analiza con base en el presupuesto mensual para determinar cuánto se tiene libre para generar una responsabilidad de pago.

Los bancos calculan, por lo regular, que la mensualidad del crédito no exceda el 30 por ciento de los ingresos después de impuestos; sin embargo, este es un porcentaje muy relativo, porque dependerá de los compromisos que ya se hayan contraído y la estructura de los gastos.

Es fundamental considerar los pagos que se tengan en tarjetas u otros conceptos, y cuidado con caer en la trampa de liquidar los mínimos requeridos para tomar más deuda, porque al final del día estás encareciendo el apalancamiento global.

Debe pensarse en las erogaciones colaterales como costos de escrituración, avalúo, notario y, muy importante, mudanza y muebles requeridos, porque en ocasiones todos estos “extras” son los que desbalancean financieramente la operación.

Si te estas apoyando con los ingresos de la pareja, se recomienda consensuar entre ambos, porque el compromiso de un crédito hipotecario es por 15 o 20 años e implica que los dos sigan trabajando con estabilidad para liquidarlo.

Una última sugerencia es que habiendo decidido endeudarse, es crucial hacer una valoración de cuál es la institución que proporciona la mejor opción en cuanto a tasa y servicio.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
Afore, obra que termina en drama
¿Listos para el bombardeo navideño?
Nueve métodos para tomar decisiones