Opinión

¿Qué tan cerca estamos del mexican momentum?


 
¿Qué 'película' están viendo algunos extranjeros con respecto a nuestro país? ¿Acaso ven una historia positiva mientras nosotros insistimos en describir lo que vivimos como una tragedia?
 
Comentaba este colaborador de EL FINANCIERO con el presidente del Instituto Nacional del Emprendedor, Enrique Jacob Rocha; el presidente de la Amexcap, Arturo Saval, y la directora de Programas a Emprendedores y Financiamiento del INE, Adriana Torrejada, que el optimismo de los representantes del capital privado en México respecto a su futuro en la presente década, pero sobre todo en el mundo, es muy pero muy optimista.
 
No dudan en afirmar que nuestra nación está a las puertas de su momentum.
 
Y bueno, lo cierto es que esa manera de expresarse con respecto al futuro nacional está mucho más cerca de las apreciaciones referentes a México del presidente del Consejo de Administración de Fondos de Goldman Sachs, Jim O'Neill, que de lo que concedemos la mayor parte de los mexicanos.
 
Jim O'Neill, financiero británico reconocido en el mundo, jugador en las filas de la firma Goldman Sachs, autor de las siglas BRIC para agrupar a Brasil, Rusia, India y China entre el grupo de naciones emergentes con mayor potencial de crecimiento, desde hace un par de años mueve las siglas MIST para hablar de México, Indonesia, Corea del Sur y Turquía como un nuevo polo de crecimiento y base fundamental del grupo N-11 (las siguientes 11 economías con mayor capacidad de crecimiento, según el analista). Las Next Eleven, el N-11.
 
México hoy está colocado como perspectiva mucho más optimista respecto a lo que Brasil pudiera llegar a ofrecer más adelante.
 
La lista completa de las 11 economías con mayor potencial de crecimiento, acompañando al grupo de MIST, son Bangladesh, Egipto, Nigeria, Pakistán, Vietnam, Irán y Filipinas. A ellas apuesta Goldman Sachs.
 
El MIST tiene un tamaño de economías que suman 3.9 trillones de dólares estadounidenses anuales contra una de 13.5 trillones de los BRIC y de 7.3 trillones de dólares de China sola.
 
México es precisamente la nación que, después de Corea del Sur, es capaz de ofrecer mejores números macroeconómicos y potencial de crecimiento dentro de ese grupo.
 
En cuanto a territorio es la decimocuarta mundial, con una población que es la undécima en tamaño, con un parque vehicular número 8 a nivel mundial, una fuerza de trabajo número 11 en la Tierra con exportaciones e importaciones que la ubican en el lugar 14, pero una economía que si bien es cierto que en números brutos alcanza el número 11, cuando se ve la forma de repartir esa riqueza nos pasan a la lista en el renglón 63.
 
En cuanto a reservas internacionales nos tienen en el sitio 16 y con ventajas notorias respecto al resto del grupo N-11 que ya acapara inversiones en el escenario global. Hasta donde tiene alcance la búsqueda de Universo Pyme, hay más de 113 millones de dólares invertidos en un Fondo de Inversión N-11 que reúne las acciones de 73 grandes corporativos de esas 11 prometedoras naciones.
 
Para los BRIC habría una bolsa superior a 420 millones de dólares para número similar de acciones de las empresas más sólidas de esos países. Es más 'vieja' la opción de inversión de los BRIC que del grupo N-11.
 
La población sumada de los MIST llega a 473.7 millones de habitantes, y si de algo sirve, su ingreso per cápita promedio es de 16,675 dólares, donde Corea del Sur lidera con un ingreso de caso 32,000 dólares anuales, e Indonesia lleva la peor parte con 4.6,000 dólares por persona al año.
 
Los extranjeros afirman que el mexican momentum está a las puertas de nuestra historia y que así lo siente un capital extranjero que desea aprovechar esa oportunidad para hacer dinero.
 
Vienen, dicen, a fortalecer las capacidades de cambio ahora que se nota claramente que la 'prudencia en el manejo macroeconómico' ofrece u otorga al inversionista claras diferencias respecto a naciones emergentes e incluso de primer mundo respecto al futuro.
 
Un país que ya demostró, a decir de las reflexiones foráneas, madurez política para tener dos alternancias en 12 años sin que se caiga la nación en su conjunto y que ahora parece llegar a consensos políticos para conseguir las reformas estructurales necesarias para detonar el potencial económico de la nación.
 
Los "manejadores' de los capitales privados aseguran que al menos puede esperarse que en este año, de conseguirse las consabidas reformas a México, por su canal pudieran llegar 13,000 millones de dólares, el mismo nivel que por esa carretera pudo llegar en cuanto a recursos a invertir en los pasados 7 años.
 
En la medida en que se avance en las reformas estructurales, en esa misma medida se abriría la llave de los capitales que desean instalarse en territorios promisorios y con poco riesgo.
 
¿Pero qué papel juegan las Mipymes en esto? Los representantes de capitales privados de riesgo creen que la existencia de un ecosistema emprendedor y la creación de un Instituto Nacional del Emprendedor son circunstancias que apuntan a la idea de vincular esos capitales con los proyectos que surjan de un complejo incubador que con 500 'productoras de empresas' pudieran obtener entre diez y 20,000 nuevos negocios, de los cuales no menos de 5% pudieran ser de aquellos negocios de 'alto impacto', innovadores, de esos que tienen garantizada la sobrevivencia y expansión si son conducidos responsablemente.
 
Los operadores de estos capitales de riesgo desean estar en la primera fila de conocimiento de estos nuevos proyectos para colocar capital en ellos, y no sólo aportar el dinero sino también el conocimiento y la experiencia, los contactos y la disciplina que trae aparejada esta inversión de riesgo.
 
Y en esa tesitura están las autoridades. Se antoja que ante proyectos de alto impacto, los que ahora serán los reyes en el complejo ecosistema emprendedor serán los primeros que pudieran ser requeridos para tener el beneficio no de un financiamiento, sino de una inversión de riesgo.
 
direccion@universopyme.com.mx