Opinión

¿Qué sigue en la reforma a las telecomunicaciones?


El proceso para hacer realidad la reforma a las telecomunicaciones todavía será largo y no está libre de obstáculos.
 
Algunos piensan que debido a la experiencia previa de la reforma constitucional en materia de educación o lo que ocurrió con la reforma laboral el año pasado, esta otra reforma estructural también avanzará rápidamente.
 
Hay una diferencia fundamental en los 2 momentos y tiene que ver con la situación interna del Partido Acción Nacional.
 
Le explico:
 
Algo que ha dado mucha fuerza a las propuestas de reforma respaldadas por el Pacto por México, es que los 3 grandes partidos, que conforman la abrumadora mayoría en las cámaras del Congreso, han garantizado que su aprobación sea relativamente rápida.
 
Las cosas pueden ser diferentes ahora.
 
En la madrugada del martes se votó en el Comité Ejecutivo Nacional del PAN una propuesta para reformar los estatutos del partido que impulsaba el presidente nacional del albiazul, Gustavo Madero.
 
Algunos de los personajes vinculados al expresidente Felipe Calderón, como Ernesto Cordero, Max Cortázar y Rogelio Carbajal, entre otros, lograron los votos necesarios para derrotar esta propuesta, lo que debilitó fuertemente a Madero.
 
Dos de los senadores más influyentes del PAN, el propio Cordero y Javier Lozano, han expresado reservas respecto a los contenidos de la iniciativa de reforma en telecomunicaciones.
 
Lozano incluso, previamente, presentó una propuesta en la que, en lugar de crear un nuevo regulador, apuntaba al fortalecimiento de la Cofetel.
 
Ayer, Cordero, quien además es presidente del Senado, señaló que primero se escuchará a los expertos en el tema y hasta después se legislará, lo que va a llevarse su tiempo.
 
Estas posiciones contrastan con la postura de las fracciones en la Cámara de Diputados, en la cual parece que las reformas van a procesarse de manera muy rápida.
 
Le recuerdo que el PRI y el Verde hacen mayoría en la Cámara baja, pero que el PAN y el PRD la tienen en la de Senadores.
 
Si al interior del PAN se debilitara la fuerza de Madero en las próximas semanas, seguramente podría subir el peso específico de los cercanos a Calderón y, por lo tanto, los legisladores del PAN bien podrían ponerle muchas piedritas a la iniciativa en el Senado.
 
Claro que existe la posibilidad de que saliera adelante con el respaldo del PRI y del PRD, pero se gastarían cartuchos que el gobierno necesita para las reformas que vienen, como la fiscal y la energética.
 
Tome en cuenta además que, aunque desde antier las principales empresas del ramo dieron supuestamente su respaldo a la propuesta del Pacto por México, cada una empezará a cabildear para cambiarle puntos a la iniciativa, comenzado por la que más tiene que perder; es decir, el grupo de Carlos Slim.
 
Aun considerando que se hace una operación política muy cuidadosa para tratar de obtener los respaldos, no se ve sencillo que el tránsito por las cámaras y luego por los congresos estatales, seguido de las reformas a las leyes secundarias, vayan a quedar listos en el corto plazo.
 
En un escenario optimista, quizás todo se concluiría en el último trimestre del año.
 
Las licitaciones de televisión o de espectro para nuevos servicios de telecomunicaciones deberían convocarse en el primer semestre de 2014 y antes de terminar el próximo año estar resueltas.
 
Como quien dice, hay que tener cuidado, los cambios en la industria de la telefonía o de la televisión no llegarán mañana, sino que seguramente van a verse bien a bien hasta en un par de años... si hay éxito en el proceso legislativo.
 
enrique.quintana@elfinanciero.com.mx