Opinión

¿Qué significa el “kaizen”
en las finanzas personales?

 
1
 

 

Billetes

La cultura japonesa es bien conocida en el mundo por la exigencia y su búsqueda de la perfección. En ese sentido, kaizen es en términos etimológicos “cambio bueno” que lleva a una posición filosófica de hacer las cosas “hoy mejor que mañana y mañana mejor que hoy”.

En el terreno de las finanzas personales esta forma de pensar conduce a resultados poderosos.

Los objetivos básicos del Kaizen en el ámbito industrial es elevar la calidad y reducir los costos, que aterrizado al devenir diario, significa afinar las decisiones y reducir los gastos superfluos. Esto, sin duda, nos permite incrementar el patrimonio.

Dentro de esta filosofía del Kaizen se utiliza el Círculo de Deming que por sus siglas en inglés sería PDCA: Plan, Do, Check y Act. Reflexionemos sobre su aplicación en la administración familiar.

1.- Planear: Es declarar los propósitos de corto y largo plazos, elaborar un presupuesto y estipular un ahorro. Además de un diagnóstico de dónde estamos y con qué recursos contamos.

2.- Hacerlo: Implica la fuerza de voluntad de trasladar el plan del papel a la acción. Un aspecto esencial es registrar los avances del mismo.

3.- Verificar: Es la medición de los resultados alcanzados para contar con la información suficiente y plantear las correcciones requeridas.

4.- Actuar: Nos induce a pensar que el mapa no es el territorio y aún cuando tracemos un plan, es necesario hacer cambios para afinar los propósitos y las herramientas.

Detrás del kaizen están los principios de compromiso y disciplina, que en el entorno familiar son fundamentales para alcanzar las metas deseadas.

Uno de los ingredientes importantes para el funcionamiento del kaizen es el trabajo en equipo porque todos deben de estar al pendiente de cómo elevar la calidad.

Hay otros elementos vinculados que complementan la mejora continua y son: el orden, la limpieza, la disciplina y la seguridad. Estos también están relacionados con las finanzas personales porque va más allá de gastar menos, significa hacer que la administración sea sustentable en el tiempo y tener una estrategia de cobertura.

Cuidado: No sugiero que conduzcamos nuestro hogar como si fuera una fábrica de manufactura, pero sí reconocer que este tipo de filosofía nos puede ser útil. Sirve sobe todo para quienes tienen serios problemas con su patrimonio y ya sufrieron las consecuencias del desorden.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Qué tienen que ver las elecciones con las finanzas personales?
¿Cuál es el riesgo de simplificar en nuestras finanzas?
¿Cuál es “el canto de la sirena” que afecta tus finanzas?