Opinión

Que Rosario comience a preocuparse


 

¿Qué ha pasado con la coordinación intersecretarial para atender el desastre que causó el temporal en varios estados?

 

Pasados los días no se ha sabido mucho sobre nada.

 

Nada sobre el censo que ordenó el presidente Enrique Peña para conocer exactamente el número de hogares daños o desaparecidos; nada sobre programas de reubicación que también fueron anunciados por el gobierno federal.

 

Y desde luego, nada sobre el cambio de prioridades de los programas sociales.

 

Esto, dicen, en buena medida se debe a los desencuentros entre la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles y el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, sobre quien recae la responsabilidad de organizar la coordinación.

 

Robles tenía que haber despuntado como la funcionaria responsable de coordinar los programas sociales pero es la que menos se ha visto.

 

¿Será que se tomó muy a pecho, digamos para todo el sexenio, aquella frase de Peña de “no te preocupes, Rosario’’?

 

Pues parece que ya tiene que comenzar a preocuparse, porque el tiempo transcurre y los damnificados están comenzando a no creer.


 

****

 

Dado el daño que han causado manifestantes ultras a policías, en el gobierno del DF comenzaron las consultas a fin de tener lista a la brevedad un proyecto de iniciativa que tipifique el delito de “ultrajes a la autoridad’’.

 

El camino no será fácil, pero Miguel Ángel Mancera sabe que el enojo de la población y de un sector importante de la policía del DF radica en el hecho de que los elementos policiacos que son agredidos tienen instrucciones de no responder a los ataques.

 

Lo menos que puede hacerse entonces es que tengan el respaldo jurídico para que sus agresores no salgan de la cárcel con la facilidad que lo hacen ahora, gracias a una “cortesía’’ –por llamarla de una manera publicable- de los asambleístas del DF.

 

A ver si Mancera puede impulsar esta ley.


 

****

 

Por cierto, el jefe de gobierno del DF tiene ante sí el reto de garantizar que las Cámaras de Diputados y Senadores sesionen debidamente, es decir, evitar que los cercos anunciados por Andrés Manuel López Obrador impidan la aprobación de leyes.

 

No es un trabajo sencillo considerando que muchos perredistas creen que Mancera le debe lealtad al tabasqueño y que por lo tanto tiene que facilitarle sus ocurrencias.

 

El jefe de gobierno tendrá que hacer malabares para no echarse encima a las rabiosas tribus perredistas que le reclaman tributo.

 

No cabe duda que Mancera no la ve llegar; primero la CNTE y ahora a lidiar con los “morenos’’ que amenazan con tomar la ciudad por un buen rato.


 

****

 

El último evento en que tendrá la CNTE en el DF será una marcha por la conmemoración del 12 de octubre; luego se irán a reanudar clases en Oaxaca.

 

El problema está en que no hay un calendario ni siquiera en ciernes para recuperar las clases perdidas.

 

Eso sí, la condición para que levantaran el plantón y que parece les fue concedida fue recuperar sus “salarios caídos’’ con todas las prestaciones de ley.

 

No, pues así sí.


 

****

 

A pesar de los esfuerzos para que el foro que organiza el Senado de la República sobre la reforma energética tuviera repercusiones serias en la discusión del documento, éstos han pasado casi de noche.

 

Aun así, para hoy están confirmados Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del CCE, Francisco Fountanet Mange, presidente Concamin,  Rodigo Alpízar Vallejo de  Canacintra,  Javier Arrigunaga, presidente de la  Asociación Mexicana de Bancos, Álvaro Fernández Garza, presidente Caintra Nuevo León y  el economista Luis Pazos.