Opinión

¿Qué puede pasar
con Grecia?

1
 

 

Grecia

Grecia es un país que a través de los siglos ha vivido literalmente entre ruinas. Pero en los últimos tres años, y más allá del sarcasmo, lleva sometido a un férreo programa de austeridad, que se han convertido en una grave depresión económica y en un círculo vicioso de alto desempleo, baja recaudación y elevado déficit fiscal que se financia con nueva deuda a costos muy superiores a la de sus pares de la periferia europea. Grecia permanece en una contracción económica continua.

Para llegar al poder Tsipras, presidente del partido populista Syriza, y nuevo primer ministro, centró su oferta política en seis promesas:

1. Syriza se compromete a “realizar una auditoría de la deuda pública”, el principal problema que ha hundido al país en la crisis estos últimos años. También exige renegociar los términos de pago y suspender su servicio hasta que se haya recuperado la economía. Eso ha disparado la inquietud en los mercados y en el gobierno alemán.

2. Exigir a la Unión Europea un cambio en el papel del Banco Central Europeo para que pueda financiar directamente a los estados y a los programas de inversión pública. Alemania, Holanda y Dinamarca se oponen de manera tajante a esta posibilidad.

3. Subir el impuesto de la renta a 75 por ciento para los individuos con ingresos por encima del medio millón de euros anuales. Una medida similar a la que intentó poner en práctica el presidente francés, François Hollande, generando una corrida de millonarios franceses hacia otros países.

4. Adoptar un impuesto a las transacciones financieras y también uno especial para los productos de lujo.

5. Cambiar la ley electoral para que la representación parlamentaria sea verdaderamente proporcional.

6. Rebajar drásticamente el gasto militar.

Syriza ha negado que pretenda una salida del euro. Tsipras ha dicho que sacar a Grecia del euro no es una opción.

¿Qué pensamos que puede suceder? No descartamos que sus primeras declaraciones (de Tsipras) sean el anuncio de una suspensión de los pagos del servicio de la deuda hasta que no concluya la auditoría que se va a aplicar inmediatamente. También es previsible el abandono de la extrema austeridad impuesta por la Troika (Gobiernos BCE y FMI) con la pretensión de crecer.

¿Podría salir del euro? En los estatutos del euro no está contemplada la posibilidad de que por voluntad propia un país pueda salirse del euro. No existe un procedimiento para esto, pero sí podría darse una expulsión, escenario que aumentará sus probabilidades si ocurre un default de su deuda. La mayoría de los analistas internacionales coincidimos en que los costos de salir del euro son mucho más altos que permanecer.

Lo que intenta hacer el nuevo primer ministro es lograr un nuevo programa de rescate, con alguna quita adicional, mayores plazos y menores imposiciones de austeridad. Así que su primer postura debe ser fuerte, amenazadora. En el otro lado del ring, también podemos anticipar declaraciones fuertes de Schäuble, ministro de Finanzas de Alemania, amenazando con la expulsión. Esto puede generar reacciones de volatilidad en los mercados financieros en los próximos días.

Subir los impuestos a los ricos, a las transacciones financieras y a los artículos de lujo, dentro de la Comunidad Europea es populismo. Esto sólo provocará que los ricos de Grecia se nacionalicen como chipriotas o italianos. Grecia no puede imponer un control de cambios dentro del euro, ni restricciones al comercio ni al flujo de capitales.

Y Europa, ¿está preparada para un golpe así? Las autoridades del euro han venido implementando en los últimos años muy gradualmente una serie de medidas e instituciones con las cuales se tiene una mejor resistencia a un evento de default de la deuda de algún país miembro. Los bancos europeos están mejor capitalizados que hace cuatro años, y tienen menor exposición a la deuda de Grecia que en el pasado. Nuestro escenario más probable es que al final sí se va tener que diseñar un nuevo programa de rescate, con nuevas quitas, alargamiento de los vencimientos y menores condiciones de austeridad.

Twitter: @ErnestoOFarrill

También te puede interesar:
Escenarios sobre la decisión de Draghi
Recortar el gasto, ¿única salida?
Draghi prepara compras de bonos soberanos​