Opinión

¿Qué preguntarte antes de tomar un crédito?

 
1
 

 

tarjetas de crédito

Hay quienes se endeudan en forma sistemática e incluso piensan que es la manera 'normal' de conducir sus finanzas personales. Por supuesto, esta actitud es un grave error que puede llevar a una crisis patrimonial. Es necesario cuestionarse algunos aspectos básicos para su resolución.

Lo anterior es de especial relevancia por las circunstancias por las que pasa el país y los menores márgenes de maniobra que regularmente se tiene en el ámbito familiar.

Si estás en esa disyuntiva, hazte las siguientes preguntas:

1.- ¿Lo requieres? Habría que medir dos elementos: por un lado si lo que vas a adquirir es de importancia suficiente para tomar un compromiso o si puedes esperar a tener el recurso.

En segunda instancia, valorar si es preferible utilizar parte de tu patrimonio para ello, pues el financiamiento siempre tendrá un costo superior a la ganancia de las inversiones tradicionales.

2.- ¿Te financias en el corto o en el largo plazos? En estricto rigor deberías evitar apalancarte en lo cotidiano, porque implicaría que estás quebrado y dejar ese tipo de opciones para un mayor lapso. Sin embargo, es válido utilizar las tarjetas en las transacciones diarias, cuando se pague el saldo total en la fecha de corte.

3.- ¿En qué otros gastos incurrirás? Hay erogaciones marginales que llegan a ser importantes, como la investigación, seguros obligatorios, avalúos, liberaciones de hipotecas, comisiones o compras adicionales.

Por ejemplo, los muebles para una casa o la tenencia de un vehículo.

4.- ¿Lo puedes pagar? Revisa el presupuesto y verificar el flujo de efectivo para saber si tendrás solvencia, sobre todo si es una deuda de largo plazo. En caso de que estén involucrados los sueldos de la pareja, es esencial que ambos se sensibilicen del compromiso. En este mismo sentido, un punto a valorar es la estabilidad laboral.

5.- ¿Entiendes las cláusulas del crédito? Hay que leer con profundidad el contrato y conocer las características, como el nivel de tasas ofrecido, si es variable o fija, si existe penalización por pagar antes, ente otros detalles.

6.- ¿Es la mejor opción del mercado? Si la decisión está cerca de ser llevada a cabo, averigua si las condiciones son buenas comparadas con el resto de las instituciones. El punto central es la tasa de interés, pero habría que evaluarlo por completo para elegir la alternativa financiera óptima.

7.- Finalmente y de después de sopesar estas preguntas debes pensar por última vez cuál sería tu bienestar al tomar el crédito o quedarte sin éste, con la intención de no arrepentirte.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Nuevo impulso a las Udi?
¿Cómo hacer lo que debo hacer?
¿Hay espacio para el optimismo?