Opinión

¿Qué precauciones debo tomar para invertir en Bolsa?

Ocasionalmente hay quejas sobre el manejo de los recursos por alguna casa de bolsa, al haber depositado en instrumentos que no se deseaba. Este tipo de eventos hacen reflexionar sobre cuáles podrían ser las precauciones para evitar llevarnos sorpresas desagradables que afecten nuestro patrimonio.

Comparto el caso de un cliente quien había dado la instrucción verbal de evitar comprar alternativas de riesgo y concentrar su capital en papel gubernamental. Todo parece indicar que firmó un contrato de una sociedad de inversión que contenía acciones y se percató mucho tiempo después, cuando ya había perdido.

Esta situación sirve para entender que las instituciones son falibles; ya sea por mala interpretación, dolo o ineficiencia, al grado de que podrían disponer de recursos en opciones de riesgo más allá de lo deseado por el cliente.

Poner por escrito las instrucciones serviría para dejar clara la comunicación que se está transmitiendo; empero, en términos legales es muy limitado su uso. Además, resulta poco práctico ante el requerimiento de agilidad en un mercado que se mueve extremadamente rápido. La mayoría de las veces es conveniente dar órdenes en forma telefónica.

Al final del camino, se trabaja con la confianza en las instituciones y las personas que nos atienden; sin embargo, hay algunas acciones básicas para una mayor seguridad, como leer detalladamente el contrato de apertura; la mayoría de las veces pasamos de largo una lectura profunda de los alcances que tiene el intermediario financiero.

Hay que revisar todos los meses los estados de cuenta y si tiene acceso por internet hacerlo con mayor frecuencia. Sabrás entonces que tus recursos se depositaron según lo acordado y cualquier duda sería resuelta lo antes posible. Además, la memoria escrita es mejor, así que pide las explicaciones pertinentes por correo electrónico.

En el caso particular de los fondos de inversión, estás ingresando a una sociedad anónima en donde estrictamente el consejo de administración tiene atribuciones delimitadas por la autoridad. Esta información se encuentra en el prospecto de cada fondo y ahí puedes revisar con detalle las características. Tu asesor está obligado a presentarte ese prospecto, que casi nadie solicita. Si se niega a hacerlo entonces valdría la pena dudar.

Desconfiar es sano y aunque se argumente que es una institución sólida con muchos años de servicio y miles de clientes, recuerda que se trata de tu patrimonio y más vale dormir tranquilo.

Twitter: @finanzasparami