Opinión

¿Qué pasará con
el peso hoy?

 
1
 

 

peso

Este texto se redactó antes de conocer el resultado de la elección presidencial en Estados Unidos (EU) que se llevó a cabo ayer.

El mundo entero, pero en especial los mercados financieros, estarán atentos al resultado ante las preocupaciones de que gane el candidato republicano, Donald Trump.

La reciente incertidumbre en torno al resultado de los comicios presidenciales en EU podría continuar si no hay claridad poselectoral.

La reacción de los mercados y del peso mexicano ante el dólar estadounidense va a depender de los escenarios poselectorales.

Si gana la candidata demócrata Hillary Clinton habrá una señal de aprobación y un sentimiento positivo de los mercados y de nuestra moneda.

Lo importante es saber con cuántos votos electorales triunfaría y cómo quedaría el Congreso: controlado por los republicanos o dividido.

Un Congreso republicano reduce la posibilidad de aprobación por mayoría absoluta de cualquier iniciativa de una administración Clinton.

Como se sabe, para ganar la elección presidencial el candidato vencedor debe obtener al menos 270 votos electorales.

Si Clinton gana con la mínima ventaja, es decir con poco más de 270 votos electorales, Trump podría no reconocer su derrota e iniciar un proceso de impugnación en los estados más peleados.

Podría pedir un recuento de votos en los estados donde la elección estaría muy cerrada, como en Florida, Pensilvania, Ohio, Carolina del Norte, Virginia y Iowa, entre otros considerados clave.

Pero si ningún candidato obtiene los 270 o más votos electorales, la Cámara de Representantes podría decidir al ganador de la presidencia.

Esa eventual decisión favorecería a Trump, si ese órgano legislativo continúa estando dominado por los republicanos.

El escenario más adverso sería que Trump obtuviera los 270 votos electorales o un poco más y que Clinton reconociera su derrota.

En el caso de los mercados financieros mexicanos y del peso en particular, el impacto sería muy elevado.

Los economistas en jefe para México de Bank of America Merrill Lynch y BBVA Bancomer, Carlos Capistrán y Carlos Serrano, respectivamente, coinciden en que si Trump gana el Banco Central mexicano podría aumentar en 100 puntos base su tasa de interés e intervenir en el mercado cambiario para contrarrestar una fuerte depreciación del peso.

Los pronósticos para el tipo de cambio al cierre de año y para 2017 se formularon con base en el supuesto de un triunfo de Clinton.

El economista en jefe para México de Barclays, Marco Oviedo, dijo la semana pasada que el comportamiento del peso en el corto plazo se va a definir hasta tener un resultado claro de la elección.

Si Clinton gana, el peso probablemente reaccione de manera muy positiva y se mueva hacia los 18 por dólar o incluso por debajo de ese nivel.

Pero si se confirma una victoria de Trump, el tipo de cambio alcanzaría niveles máximos históricos de 21 a 22 pesos por dólar en estos días.

En la última semana la paridad cambiaria se subió a una ‘montaña rusa’, pues después de que el FBI decidió reabrir el caso de los correos electrónicos de Clinton llegó hasta 19.55 pesos por dólar, pero luego de que la misma agencia exoneró a la candidata demócrata, bajó a 18.56 en operaciones interbancarias y ayer en la noche cayó a 18.20, aunque más tarde reaccionó con mucha volatilidad a los primeros conteos y resultados electorales.

La reacción del peso al resultado de la elección no sólo dependerá de quién gane, sino de su ventaja sobre el candidato perdedor.

Pronto lo sabremos.

Twitter: @VictorPiz

También te puede interesar:
¿Cómo sí ‘joder’ a México?
Los ‘trucos’ en los pronósticos fiscales
¿Sí o no al consejo fiscal?