Opinión

¿Qué necesito saber sobre el mercado cambiario?

 
1
 

 

Dólar (Reuters)

El tipo de cambio es un tema recurrente cuando hablamos sobre finanzas personales, sobre todo porque conlleva una relación directa entre la inflación, tasa de interés y la actividad económica en general.

Es crucial entender algunas características específicas para saber el impacto que tiene en nuestros bolsillos. Sobre todo para erradicar mitos.

1.- En principio, debemos distinguir la diferencia entre “devaluación” y “depreciación”.

La primera significa que es un tipo de cambio fijo y la autoridad monetaria eleva de manera unilateral el valor de la divisa.

Hoy no tenemos una paridad fija, ni el gobierno decide en forma arbitraria su valor. Por tanto hoy enfrentamos “depreciaciones o apreciaciones” que se dan incluso a lo largo del día. En este caso, la autoridad monetaria sólo puede intentar influir en el mercado, más no determinarlo. Es por eso que el Banco de México elevó los montos de la subasta diaria de dólares.

2.- Al estar bajo un régimen de libre flotación, la cotización se moverá de acuerdo con la oferta y la demanda.

Es por eso que todos los analistas coinciden en la dificultad para pronosticar esta variable.

Hay componentes de esta oferta y demanda que se identifican claramente; sin embargo, la especulación es parte inherente al mercado y está provocada por eventos fortuitos o la simple sospecha de que algo sucederá.

Si los expertos son incapaces de saber cuánto costará el dólar, es obvio que más vale dejar de especular con la divisa a un nivel personal, porque implica un alto riesgo.

3.- El efecto sobre los precios, por supuesto, se da en los productos importados; pero cuando se habla de inflación, tiene que ver con otras características de la economía nacional como la cantidad de circulante y las tasas de interés.

Es decir, podría darse el caso que subieran los precios de los bienes extranjeros y que bajaran algunos nacionales, generando una realineación de precios relativos y la inflación tendría un bajo impacto.

4.- El nivel de tasas de interés nacionales y extranjeras tienen mucho que ver con el movimiento de los capitales en el ámbito financiero. Por tanto, también influyen en los flujos de divisas y las cotizaciones de las mismas.

Si el Banco de México, por ejemplo, decidiera aumentar la referencia de las tasas para que lo réditos subieran, muy probablemente generaría una mayor demanda de pesos y ayudaría a bajar la presión sobre el tipo de cambio.

Claro, no hay “free lunch”, una eventual elevación en las tasas de interés provoca un desincentivo a la producción y al consumo, vía el encarecimiento del crédito.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Sabes cómo invertir después de tu retiro? Aquí la fórmula
¿Quieres hacer reír a Dios?, cuéntale tus planes
¿Cómo tomamos las decisiones económicas?