Opinión

¿Qué le pasa al servicio bancario?

1
 

 

ME. ¿Qué le pasa al servicio bancario?

Nos podemos quejar de los bajos réditos que ofrece la banca en sus cuentas de ahorro o del alto costo del crédito, a lo cual se esgrimirían razones de mercado. Empero, en lo que no hay excusa es del pésimo servicio, al grado de ser una limitante para un buen manejo de las finanzas personales.

Se ha dicho hasta el cansancio que falta inclusión financiera en México y la pregunta es si las instituciones están preparadas para una mayor demanda.

De hecho, el actual comportamiento es un disuasivo.

¿Cuántas veces has sido molestado en tu celular por algún banco? Además, si les dices en forma amable “no gracias”, la pregunta inmediata es ¿por qué motivo?, como si tuviésemos que darle una explicación de nuestras decisiones. Aunque ya se determinó limitar el acoso para los deudores, es un hecho que continúa para los clientes.

En teoría, uno podría dar de baja su teléfono de estos proveedores de telemarketing, pero por lo regular se carece de tiempo para estar quitando a cada uno de ellos.

En contrapartida, cuando uno requiere una consulta, la espera en el teléfono llega a ser exagerada, además de que estás obligado a escuchar una grabación larguísima de todas las opciones. Ya cuando te contesta el operador es usual que sea la persona menos indicada y la llamada se pierda para volver a empezar; hay quien ha pasado más de una hora intentando un trámite.

En ocasiones envían tarjetas sin ser solicitadas, que si dejamos de aclarar, pueden generar pagos de anualidades. Esto implica una tremenda irresponsabilidad.

En general, uno va a las sucursales y se encuentra con la ignorancia de los ejecutivos de los productos que ellos mismos ofrecen y lo remiten a uno a hablar a la línea telefónica o a su página de internet.

Los empleados de las sucursales carecen de empatía con los problemas de su clientela.

El sistema se cae con frecuencia y con la mayor facilidad le piden a uno regresar más tarde.

El sistema financiero es una pieza clave para el desarrollo económico de cualquier país y no solo se trata de otorgar fondos, sino también de mejorar sus servicios.

El esfuerzo va dirigido hacia la banca electrónica, pero es inconcebible que descuiden su trato directo. Falta capacitación y una cultura de trabajo de calidad.

Sí, efectivamente, esta columna está inspirada en la experiencia de quien la escribe; sin embargo, hay una infinidad de personas que se sienten impotentes por el mal trato. ¿Qué opinas?

También te puede interesar

¿Disfrutas de tus finanzas personales?

¿Qué me conviene?: rentar o comprar mi vivienda


¿Cómo te ayudan los seguros en tu planeación?