Opinión

¿Qué están pensando los mercados mexicanos?

 
1
 

 

Trump (Nación 321)

Otra vez aquí estamos, tratando de identificar qué tipo de escenario están incorporando los mercados locales. Sin duda, ésta es una labor complicada y polémica, y muy probablemente muy lejos de resultar exacta. No obstante, los niveles actuales en los que operan los principales instrumentos financieros locales podrían sugerirnos una o dos ideas. Aquí comparto con ustedes seis observaciones que me llevan a elaborar un par de reflexiones.

Primero, tal como lo comentaba hace una semana, el tipo de cambio real multilateral de México se encuentra en sus niveles de mayor subvaluación desde la 'crisis del tequila' en 1995. Esto al compararlo con su media de 20 años, referencia ampliamente utilizada por los participantes en los mercados para valuar monedas.

Segundo, la tasa de política monetaria habría cerrado el año pasado en niveles reales (exante) cercanos a 1.7 por ciento, su mayor nivel desde la primavera de 2009 cuando venía ajustándose drásticamente a la baja como reacción al ciclo de recortes emprendido por Banxico en plena crisis financiera global.

Tercero, la tasa de interés gubernamental de largo plazo (10 años) recientemente alcanzó sus mayores niveles (7.76 por ciento) desde la primavera de 2010, cuando venía de regreso de niveles promedio de 7.98 por ciento en 2009. Es decir, los niveles alcanzados recientemente no se encuentran muy lejanos del promedio durante la crisis financiera de 2009.

Cuarto, el diferencial de tasas gubernamentales de 10 años entre México y Estados Unidos alcanzó a principios de enero sus niveles más altos, 541 puntos base, desde mediados de marzo de 2009. Es decir, este proxy de prima de riesgo soberana se encuentra internalizando un comparable con el de la crisis financiera global de 2009.

Quinto, la pendiente de la curva gubernamental (diferencial entre la tasa de interés de 10 y dos años) se encuentra sumamente plana (76 pb).

Estos niveles están cerca de su menor pendiente desde que en 2013 Banxico emprendió un proceso de recorte en la tasa de referencia por 150 puntos base. Esto en el contexto de lo que interpretamos como una preparación ante un próximo inicio de estrategias de salida de la postura acomodaticia de la Fed.

Sexto, el Credit Default Swaps de México (costo de asegurarse ante un evento adverso de deuda gubernamental) se encuentra cerca de los niveles promedio de 2016 (171 pb y 166 pb, respectivamente), mismos que no se observaban desde la crisis de la periferia europea de 2011 (cuando promedió 130 pb).

Así, parecería que los mercados sugieren la presencia de una prima de riesgo comparable con episodios tan extremos como la crisis financiera internacional de 2009, la crisis de la periferia europea y los albores del proceso de normalización de la Reserva Federal. Todos estos episodios generaron alto nerviosismo financiero ligado al temor de eventos tan extremos como la posibilidad de una depresión económica con alcance mundial, el desmembramiento de la Unión Europea y el desmantelamiento de los mayores apoyos monetarios en Estados Unidos desde la postguerra.

Ante esto, creo que al menos se abren dos vertientes. Una donde pensemos que los mercados estarían exagerando en el esbozo de una perspectiva tan extrema como los ejemplos citados y otra donde realmente pensemos que el escenario puede ser igual de negativo para México y entonces los mercados estarían en lo correcto.

Se abre entonces un difícil dilema. En lo particular, estoy más sesgado a pensar que se podría estar exagerando en el tamaño de la amenaza que en este punto representa el nuevo gobierno de Estados Unidos y el proceso de normalización de la Fed, entre los factores más destacables. Esto al considerar que Trump podría buscar victorias rápidas dentro de su pragmatismo de hombre de negocios y aquellas propuestas que más impactarían a México no parecen del tipo de las que pueden materializarse sino en el mediano plazo. Sin embargo, reconozco que es una decisión cerrada.

El autor es subdirector de análisis de mercados financieros locales en la dirección de Estudios Económicos de Banamex. Las opiniones expuestas son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la visión de Banamex.

Twitter: @joelvirgen

También te puede interesar:
¿Exagera el tipo de cambio?
Dinámicas expectativas para 2017
Mr. Trump, cuidado con lo que se desea