Opinión

¿Qué está pasando
en el mercado del petróleo?

1
 

 

plataforma petrolera

El precio del petróleo ha observado una interesante recuperación en las últimas semanas. En particular el precio de la mezcla mexicana, que llegó a estar en niveles inferiores a 34 dólares por barril en enero pasado, cerró el viernes en 54.65 dólares por barril, lo que implica una recuperación de más de 60 por ciento en unas cuantas semanas.

Hace algunos meses hicimos notar, en este mismo espacio, que el diferencial entre el petróleo mexicano y el WTI había disminuido de nueve dólares hasta en menos de un dólar, como resultado del incremento más rápido en el precio del crudo Brent del Mar del Norte, marcador que está considerado en el cálculo de los precios del petróleo mexicano.

También hemos estado insistiendo en que el nivel racional en donde debería de estabilizarse el precio del WTI debería de ubicarse ligeramente por debajo de 57 dólares, que es el costo promedio de extracción de petróleo shale en Texas. El viernes cerró en 57.15 dólares.

Hay tres factores principales que están influyendo en esta recuperación en los precios de los hidrocarburos:

1. Los inventarios de las refinerías globales empiezan a disminuir.

2. Algunos datos que implican desaceleración en la economía de Estados Unidos han generado expectativas de que la Fed va a diferir su decisión de incrementar tasas, lo que propició una recuperación de los mercados globales desde la Semana de Pascua.

3. La intervención de Arabia Saudita en Yemen. Por su relevancia vale la pena detenernos en este hecho.

Desde el pasado septiembre hemos visto el inicio de una revolución en Yemen, de tintes sectarios que es un enjambre de confesiones e intereses tribales encontrados. Por una parte, el gobierno de Saná, de confesión suní, controla las regiones del sur y del este del país, donde en los últimos años se ha enraizado, a su vez, un movimiento separatista. En la otra, los rebeldes hutíes o movimiento Ansar Allah, una vertiente del chiismo que representa a 45 por ciento de la población, y a varios exmilitares leales al anterior régimen de Alí Abdulá Salé, dominan la zona noreste con una capital propia, Saada.

El pasado 26 de marzo, Arabia Saudita (eminentemente suní) decidió, junto con una coalición de nueve países más (la Liga Árabe), empezar una intervención directa mediante bombardeos aéreos en contra del grupo rebelde Hutí.

Yemen es un pequeño productor de petróleo, pero por su ubicación geográfica es estratégica. Yemen es una de las riberas que dan al golfo de Adén, tradicional e importante vía marítima comercial entre el Mediterráneo y el océano Índico a través del estrecho de Bab el Mandeb y el Canal de Suez, por donde pasan diariamente casi cuatro millones de barriles diarios.

Hace unos días Arabia anunció el cese al fuego, lo que ha abierto la posibilidad de algún diálogo con los rebeldes. El presidente iraní, la Liga Árabe, Rusia y Estados Unidos han manifestado su beneplácito por un posible fin a las hostilidades. Sin embargo, durante los siguientes días los ataques aéreos se han repetido. Este incidente pone en duda que el acuerdo que en principio logró Hassan Rouhaní con el grupo 5 + 1 para levantar sus sanciones a cambio de la destrucción de su infraestructura militar nuclear llegue a su ratificación formal a finales de junio. En Iraq, Estados Unidos e Irán tienen un mismo enemigo: el Estado Islámico radical sunita. En Yemen apoyan a grupos contrarios.

¿Que sigue? Independientemente de la natural evolución futura de los conflictos geopolíticos, prevemos que el precio del petróleo pudiera superar pronto 60 dólares por barril, al conocerse las cifras de la producción de petróleo en Estados Unidos, al mes de abril, donde probablemente veamos por primera vez una reducción. Es decir, prevemos una sobrerreacción en el mercado cuando se vea una menor oferta. Tanto Estados Unidos como Arabia Saudita han estado reportando cifras récord en su producción durante los últimos meses. Sin embargo, esperamos que posteriormente los precios vuelvan a descender ligeramente por debajo de 57 dólares.

Twitter: @ErnestoOFarrill

También te puede interesar:
Una revisión de aspectos claves para los mercados financieros
El PIB al primer trimestre podría haber crecido 2.9 por ciento
Economía mexicana podría haber crecido 3.4% en febrero