Opinión

¿Qué esperar de las elecciones de este domingo?

 
 
 

  

Material electoral. (Instituto Nacional Electoral)

Este fin de semana se llevarán a cabo elecciones en catorce estados de nuestro país. Si bien en la recién denominada Ciudad de México los votantes registrados que acudan a las urnas elegirán a los 60 diputados constituyentes, quienes se encargarán de redactar la Carta Magna de la entidad federativa CDMX y en Baja California sólo podrán elegir a alcaldes y legisladores locales, en el resto de los estados donde se llevarán a cabo comicios de diputados locales y presidentes municipales también elegirán a sus gobernadores. Los doce estados en donde se renovarán gubernaturas serán (entre paréntesis se encuentra el partido o coalición que gobierna actualmente): Aguascalientes (PRI), Chihuahua (PRI), Durango (PRI), Hidalgo (PRI-PVEM), Oaxaca (PAN-PRD-PT-MC), Puebla (PAN-PRD-PANAL-MC), Quintana Roo (PRI), Sinaloa (PAN-PRD-MC), Tamaulipas (PRI), Tlaxcala (PRI), Veracruz (PRI) y Zacatecas (PRI).

¿Son elecciones importantes? En mi opinión, no cabe duda que lo son, sobre todo porque los catorce estados representan 45.2 por ciento del territorio nacional, 44.5 por ciento del PIB de nuestro país, 42.9 por ciento de la población y más importante aún, 45 por ciento de los votantes registrados en la lista nominal más actualizada del Instituto Nacional Electoral (INE). Cabe destacar que en los estados de Puebla y Veracruz el candidato que gane la elección de gobernador sólo ocupará ese puesto por dos años (i.e. minigubernaturas). Dividiré el resto de la columna en dos partes: (1) Desempeño económico y grado de endeudamiento público; y (2) resultados de las últimas encuestas disponibles.

(1) Desempeño económico y grado de endeudamiento público (donde habrá elección para gobernador). El estado que más ha crecido en los últimos cinco años es Aguascalientes, con una tasa promedio de 5.5 por ciento, en donde la inversión de la nueva planta de Nissan impulsó la tasa de crecimiento del PIB en ese estado a 11.2 por ciento en 2014.

Le sigue el estado de Quintana Roo, con una tasa de crecimiento promedio de 5.2 por ciento, principalmente impulsado por el sector turismo. Por el otro lado, los dos estados que han crecido menos han sido Tamaulipas, con una tasa promedio de 2.1 por ciento y Veracruz, con un incipiente crecimiento promedio de 1.3 por ciento en los últimos cinco años. De hecho, el PIB de Veracruz observó una tasa de crecimiento negativa en 2013 (menos 0.3 por ciento), un crecimiento nulo en 2014 y una tasa de crecimiento de 0.2 por ciento en 2015. Los demás estados han exhibido una tasa de crecimiento promedio de 3.2 por ciento de 2011 a 2015. Pasando al grado de endeudamiento público, los gobernadores que les toque administrar los estados de Quintana Roo, Chihuahua y Veracruz se encontrarán con una difícil situación financiera debido a que las deudas que les van a heredar
–como porcentaje de sus ingresos recaudatorios (i.e. participaciones federales)–, ascienden a 270, 228 y 133 por ciento, respectivamente. Por el contrario, los gobernadores de Tlaxcala y Puebla encontrarán una situación de endeudamiento muy cómoda, con cocientes de 0.5 y 32 por ciento de sus participaciones, respectivamente. La deuda de los demás estados oscila entre 50 y 93 por ciento de sus participaciones, promediando así 71.5 por ciento.

(2) Últimas encuestas disponibles. Si bien los resultados electorales no se saben a ciencia cierta hasta que terminan los comicios, utilizando las últimas encuestas disponibles(*), el porcentaje de intención de voto indica que los resultados de las elecciones en dos estados se encuentran “cantados”: Hidalgo y Sinaloa, en donde en ambos casos las encuestas favorecen a los candidatos del PRI por un amplio margen entre el primer y segundo lugar (~30 puntos porcentuales). Por otro lado, en tres estados los resultados de las encuestas favorecen al candidato de un partido por un margen de al menos 10 puntos porcentuales (entre paréntesis primer y segundo lugar): Chihuahua (PRI vs. PAN), Puebla (PAN vs. PRI) y Quintana Roo (PRI vs. PAN-PRD). Asimismo, con un margen de al menos cinco puntos porcentuales, se encuentran cinco estados: Aguascalientes (PAN vs. PRI), Durango (PRI vs. PAN-PRD), Oaxaca (PRI vs. PAN-PRD), Tlaxcala (PRI vs. PRD) y Zacatecas (PRI vs. Morena). Por último, las elecciones en las otras dos entidades donde se elegirá a gobernador se encuentran en 'empate técnico'. Me refiero a Tamaulipas (PAN vs. PRI) y Veracruz. En este último, los candidatos de tres fuerzas políticas se encuentran 'empatados': PRI, PAN-PRD y Morena.

En mi opinión, considero que los resultados de estas elecciones estarán muy focalizados en asuntos locales, por lo que no creo que nos vayan a brindar mucha información sobre lo que puede ocurrir hacia 2018, sobre todo al observar la ausencia de candidatos independientes fuertes. No obstante lo anterior, será interesante ver la tasa de retención de las gubernaturas que hoy tiene el PRI bajo su mando (nueve entidades), así como los logros que pueda tener Morena.

Sorprende el caso de Aguascalientes, en donde el desempeño económico que ha tenido el estado ha sido espectacular, y sin embargo, similar al caso de Querétaro en los comicios del año pasado, las encuestas favorecen a otro partido, en este caso al PAN.

“Le mando un muy fuerte abrazo a mi querido amigo Oriol Bosch, lamentando profundamente el sensible fallecimiento de su padre el día de ayer”.

* Encuestas recopiladas por Animal Político el 24 de mayo de 2016.

El autor es economista en jefe de Grupo Financiero Banorte. Las opiniones que se expresan en el artículo no necesariamente coinciden con las del Grupo Financiero Banorte, por lo que son responsabilidad absoluta del autor.

Twitter: @G_Casillas

También te puede interesar:
Fed continuará ciclo de alza de tasas en junio
¿Por qué NO va a ganar Trump?
Las consecuencias económicas del Hoy No Circula