Opinión

Qué esperar de Banxico esta misma semana

 
1
 

 

Banxico

Una vez que la mayoría de los miembros de la Junta de Gobierno han concluido que adelantarse a la Fed podría conllevar más costos que beneficios, creo que el balance del nuevo comunicado de Banxico correspondiente a junio podría no distar mucho del presentado en los comunicados de marzo de abril. No obstante, tanto para los mercados como para el consenso de analistas, parecería no muy distante el primer movimiento en la tasa de fondeo.

En específico, creo que un balance neutro podría predominar en el comunicado a ser liberado este mismo jueves. Tal balance sería el resultado de implicaciones contrastantes en cuanto al crecimiento económico y la política monetaria relativa.

En el primer caso, creo muy factible que Banxico reitere que la actividad económica en México ha presentado un ritmo moderado, quizá sugiriendo que el balance de riesgos podría observarse más equilibrado respecto al comunicado de abril. Así, posiblemente se omitirá la referencia a que dicho balance continúa inclinado a la baja –esto último debido a que hace muy poco que el pronóstico de crecimiento económico para este y el siguiente año fueron recientemente actualizados en el informe trimestral de inflación.

En este contexto, la omisión de tal referencia podría no interpretarse como una visión más optimista, sino como el hecho de que el nuevo pronóstico de crecimiento (inferior al anterior) ya ha internalizado nuevos elementos respecto al estimado presentado a principios de año –lo que podría implicar que tendría asociado una balanza de riesgos más equilibrado.

En tanto, y a la luz del comportamiento reciente de los mercados financieros globales, creo que se reiterará que la volatilidad de dichos mercados no ha aumentado, y que de hecho en algunos casos ha descendido. No obstante, veo también muy probable que se vuelva a subrayar que un nuevo incremento en la volatilidad internacional que pudiera tener efectos sobre la cotización del peso no podría descartarse.

En el plano de la inflación, creo que se volverá a subrayar el buen comportamiento de ésta, así como también de sus expectativas de mediano y largo plazos, donde quizás también se enfatice que existe un balance de riesgos equilibrado.

Así, podría presentarse una lectura con implicaciones “dovish” para el crecimiento, “hawkish” respecto al ámbito financiero y “neutro” en la esfera de la inflación. Lo anterior daría como resultado un balance muy cercano a neutro de todo el comunicado.

¿Dónde se encuentran las expectativas para el siguiente movimiento de Banxico?

Actualmente tanto el consenso de analistas de la Encuesta Banamex de Expectativas como la curva de swaps de TIIE muestran una expectativa donde septiembre es el mes de mayor probabilidad para efectuar una primera alza (25 puntos base) en la tasa de fondeo. Es decir, tal expectativa infiere que, en ausencia de reuniones extraordinarias, Banxico se mantendría sin cambios en sus reuniones de junio y agosto.

En lo personal, creo que una acción más tardía por parte de Banxico sería más congruente con el ensanchamiento de la brecha de Producto negativa durante el primer trimestre del año en conjunto con lo sugerido por indicadores adelantados de la actividad económica local. En el mismo sentido, una situación similar podría reforzar la expectativa propia donde la Fed efectuaría su primer incremento hacia finales del año.

Lo anterior no significa que quede descartada una reacción de mercado en adelanto a la formalización de las primeras alzas en la tasa de política monetaria, en cuanto a que es de esperarse un esfuerzo de comunicación previo por parte de la autoridad monetaria.

Twitter: @joelvirgen

También te puede interesar:
Significativa desaceleración de influjos de capitales a portafolio local
¿Hacia dónde van los diferenciales de tasas?
La recuperación del consumo y su sostenibilidad