Opinión

Que el primer enmascarado mexicano fue este irlandés

 
1
 

 

Lucha libre. (www.visionsoftravel.org)

Tienen aún su vieja máscara en una pequeña tienda de la colonia Doctores, en la Ciudad de México. En vida y durante los treinta, él fue
El Ciclón Mackey, 'La Maravilla Enmascarada', el primer luchador en cubrirse el rostro en México, de acuerdo con el dueño de este pequeño negocio llamado Deportes Martínez.

Curiosamente, a este luchador que instauró presuntamente la mística de los enmascarados en México, lo recuerdan por su origen irlandés.

Algo tienen de 'luchones' en general los irlandeses y hay en sus prácticas económicas elementos que los protegen del Brexit, algunas de las cuales podríamos tomar para prepararnos ante la intención de algunos estadounidenses de cambiar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el TLCAN.

Me enteré de Mackey por él, mi interlocutor durante esta comida. Él es un diplomático irlandés. Si el Reino Unido estornuda en su habitación, los mexicanos lo escuchamos desde la sala, pero los irlandeses incluso sienten la vibración en la cama.

Son las 4:00 de la tarde en este jueves de Brexit y ya cerraron las casillas electorales, yo mexicano nervioso busco en mi teléfono alguna noticia que me diga cómo va la elección británica. Él, come lentamente un postre.

No entiendo su actitud. Si Estados Unidos cambiara el TLCAN que nos une como lo pretende Donald Trump, el día de la decisión mi país de maíz percibiría su mutación en masa, al menos temporalmente. Pero este brillante irlandés luce estoico justo ahora que sus hermanos de historia definen el futuro de ésta.

Entonces, un dato sale a la luz: de todo lo que vende Irlanda, sólo 20 por ciento va al Reino Unido. Y recuerdo que de todo lo que vendemos los mexicanos sólo un 20 por ciento va a un lugar que no sea Estados Unidos. La dependencia respecto de nuestra potencia vecina ofrece indicadores opuestos.

Le pregunto qué podríamos hacer para acercarnos a una situación como la suya. Entonces, me desconcierta: deberían tener más vacaciones, me dice. No comprendo cómo aquí la gente tiene sólo una semana por año, comenta.

La lógica de su argumento es impecable: “sugiero que cambien la percepción de valorar cuánto trabajan, por una que privilegie cuánto producen”. El descanso da paso a la creatividad, advierte. La constante actividad la reprime.

¿Un ejemplo? Los irlandeses hoy venden a los mexicanos boletos de VivaAerobús, un modo del volar cuya idea todos saben de qué se trata.

Una idea que se convirtió en mucho dinero. La mitad de esta empresa pertenece a Ryan Air, una de las 10 empresas más poderosas de ese país y el modo barato más conocido de volar en la Unión Europea. A los bancos del mundo, me advierte el diplomático, sus empresas de software ya venden un sistema útil para que un cliente califique y obtenga un crédito personal instantáneo en un cajero automático. Son ideas que se venden. Luego hablamos de Smurfit, la dueña de buena parte de las cajas de cartón en la que se empacan las exportaciones mexicanas.

Hablé el viernes con la embajadora de Irlanda, Sonja Hyland. Me confirmó que en torno al Brexit más que preocupación, hay interés por resolver temas clave como si ahora deberán controlar el flujo de viajeros en la frontera con Irlanda del Norte, territorio británico.

La diversificación de mercados que tienen los aguerridos irlandeses los protegen del terremoto político del Brexit. No estoy seguro de qué protección tenemos en México ante una eventual guerra comercial en América del Norte. Por lo pronto, quizá me busque una réplica de la máscara de El Ciclón Mackey.

Twitter: @ruiztorre

También te puede interesar:
¿Dólar a 21 pesos para el jueves, por racismo?
¿Ganan elecciones los gobernadores que consiguen inversiones de armadoras?
La mexicana que perdió este año mil millones de dólares por el petróleo