Opinión

Que comparezca Ebrard

El miedo a provocar una crisis mayor en el PRD ha hecho que los diputados de la Asamblea Legislativa del DF se anden por las ramas en la investigación sobre la fallida Línea 12 del Metro.

Hoy van a comparecer ante ese órgano los representantes de las empresas constructoras de la Línea 12, pero ellas no tienen las respuestas a las preguntas clave de ese fracaso. Quien las tiene es el ex Jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard.

Ebrard tiene que explicar por qué le encargó la construcción de los vagones de esa Línea, mediante adjudicación directa, a la empresa española Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF).

Se trata de la misma empresa que abasteció de cientos de vagones al Metro capitalino cuando Manuel Camacho era Regente del Distrito Federal, quien se empeñó en que fuese CAF la que construyera los carros, en contra de la opinión de la Secretaría de Hacienda que proponía que la fabricación la hiciera Concarril.

En esa época Concarril estaba en proceso de desincorporación y habría tenido mayor valor si contaba con un contrato de fabricación de cientos de vagones. Por último, y en todo caso, los nuevos carros del Metro se habrían fabricado en Ciudad Sahagún.

Para decirlo en pocas palabras: ¿por qué la inclinación hacia CAF del equipo político encabezado por Camacho y Ebrard?

Únicamente Ebrard puede explicar la prisa por adjudicarle a CAF unos trenes que a la hora de ponerlos a funcionar resultaron más anchos y más pesados de los requeridos.

Hasta ahora lo único concreto es que los trenes que fabricó CAF no coinciden con las vías hechas por ICA, Alstom y Carso. ¿Tienen tan malos ingenieros que no pueden hacer rieles según las especificaciones requeridas? ¿O en CAF son tan ineptos que fabricaron trenes más anchos que los solicitados?

La respuesta, obviamente, no está en la ingeniería, sino en la política. Por eso debe comparecer Ebrard.

Sólo Marcelo Ebrard puede responder a la pregunta de por qué nombró como director del Proyecto Metro a Enrique Horcasitas, hermano del vicepresidente de ICA, empresa del consorcio ganador del concurso para construir la Línea 12.

Que diga por qué reservó como secretos 17 documentos relativos a la construcción de la Línea 12, entre ellos los de especificaciones y requerimientos técnicos, además del correspondiente a tipo y características del riel, el pilotaje automático y el circuito cerrado de televisión.

Los legisladores capitalinos, que son mayoritariamente del PRD, saben que al tocar a Ebrard harían evidente que lo ocurrido con la Línea 12 del Metro tiene un nombre bastante menos elegante que “deficiencias técnicas”. Por eso no citan al que tienen que citar: el Jefe de Gobierno que fue responsable de las decisiones políticas de esa obra.

Estelas

La imagen era elocuente: en la misma mesa, Rosario Robles, Carlos Navarrete y Graco Ramírez. Después de abrazarse efusivamente, departieron entre sonrisas y muestras de afecto recíproco. No se trata de un video de los años felices, sino que ocurrió el sábado en el ex Convento del Desierto de los Leones... Muchas gracias a Manuel Arroyo y a Enrique Quintana por la invitación a incorporarme a El Financiero, lo que hago gustoso a partir de hoy.