Opinión

¿Qué cambiará en la propuesta fiscal?

30 septiembre 2013 5:2

 
Va a haber diversos cambios en la propuesta fiscal del gobierno cuando sea dictaminada por las dos cámaras del Congreso. Le enumero algunos que ya están sobre la mesa.
 
 
Hay una corriente de legisladores que está en contra de imponer el IVA a colegiaturas de cualquier nivel. Sin embargo, hay otra que sugiere que sí podría dejarse este gravamen bajo ciertas condiciones.
 
 
Le pongo un ejemplo. Si alguien paga una colegiatura mensual de 5 mil pesos en educación básica, entonces una de las fórmulas que se van a discutir en la Comisión de Hacienda de los diputados en los próximos días es que –por ejemplo mil pesos de ese monto tuvieran tasa cero y la diferencia pagara el 16 por ciento.
 
 
Este mecanismo haría más compleja la aplicación del sistema, pero permitiría mantener el principio de progresividad que se planteó en la propuesta.
 
 
En el mismo sentido iría una modificación en el IVA a hipotecas y arrendamientos.
 

 
Habría una base a la que se aplicaría la tasa cero que hoy prevalece, mientras que a otra se aplicaría la tasa del 16 por ciento.
 
 
Este tipo de cálculos ya se hacen en el caso del ISR de las personas físicas. Cuando se hace la declaración anual, por ejemplo, se descuenta del total de ingresos una parte exenta para determinar cuál es la base gravable.
 
 
En el caso del IVA a colegiaturas, hipotecas y arrendamientos, la base gravable se determinaría quitando la parte que no paga.
 
 
Otro tema que está en agenda es la posibilidad de expandir el IEPS a cierto tipo de alimentos altamente calóricos y no sólo a los refrescos azucarados.
 
 
Después de escuchar a las empresas refresqueras, algunos legisladores han sentido que, efectivamente, hay un trato discriminatorio a un sector respecto a otros cuyos productos también pueden contribuir a la obesidad y el sobrepeso.
 
 
Hay dificultad en la aplicación, por ejemplo a frituras y pastelillos, pero es un tema que va a estar presente en las discusiones.
 
 
Una modificación adicional que se pondrá sobre la mesa será la correspondiente a las tasas del ISR a las personas físicas.
 
 
Empieza a circular entre los legisladores la idea de que será necesario ampliar los escalones del impuesto.
 
 
Una de las propuestas será aumentar todavía más la tasa máxima, quizás hasta un 36 por ciento para ingresos mayores a una cifra de  –por ejemplo 2 millones de pesos al año.
 
 
Y, en sentido contrario abrir más los escalones para que percepciones mensuales que vayan en rangos de  15 mil a 30 mil pesos –por ejemplo puedan pagar tasas más bajas que las propuestas en la iniciativa presentada por el ejecutivo.
 
 
Ya le había comentado que habría también algún cambio en lo relativo al IVA a las importaciones temporales pero también sume usted el tema de los derechos del espectro radioeléctrico, que seguramente serán reducidos respecto a la propuesta inicial.
 
 
La puerta de entrada de las propuestas será la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados presidida por el panista José Isabel Trejo.
 
 
Sin embargo, no estarán ajenos a su discusión los integrantes del Consejo Rector del Pacto por México.
 
 
Existe la percepción de que al menos en la Cámara de Diputados, la Ley de Ingresos con las reformas fiscales que trae consigo pueda salir por una amplia mayoría a pesar de la intensa oposición que existe por parte de grupos del sector empresarial.
 
 
Para lograrlo, pese a los cambios que se harán en su contenido, no se modificará el sentido esencial.
 
 
En el caso de la Cámara de Senadores, las cosas pueden ser más complicadas porque el grupo de senadores panistas encabezado por Ernesto Cordero podría ejercer más presión pues ya ayer anunció que lanzará una campaña contra la reforma, a pesar de que la dirigencia nacional de ese partido eventualmente pueda respaldarla.
 
 
Así que no descarte que en el Senado haya un voto panista dividido, aunque el resto de los partidos podrían sacar adelante la reforma fiscal, en caso necesario.
 

 
Twitter: @E_Q_