Opinión

¿Qué aprenderán los alumnos?

 
1
  

  

CNTE

El maestro Benito Vázquez, un hombre delgado y de ojos hundidos, levantó la voz y me dijo no temer a las órdenes de aprehensión que se pudieran fincar a líderes de la Sección 22 de la CNTE.

–De todos modos existen averiguaciones contra compañeros– remarcó el vocero de la CNTE en el Hotel del Magisterio en Oaxaca, donde el lunes unos mil 500 maestros de más de 80 mil que tiene el estado votaban a favor de mantener el paro escolar, volver a bloquear carreteras, tomar aeropuertos y bases de Pemex hasta que Miranda, subsecretario de Gobernación, les cumpla sus 11 demandas.

En este lugar el olor a quemado emana de paredes manchadas de humo como rastro de la quema de coches el 14 de mayo.

Son huellas de la batalla del pleito interno que se vive, según reportes de la prensa local, entre bloques en disputa por el control de la Sección 22 que maneja una nómina mensual de 20 millones de pesos y cuya problemática rebasó al gobierno de Gabino Cué.

–Nosotros no vamos a dar un paso atrás en la batalla– volvió a decir ayer Vázquez al advertir de que no vuelven a clases para enseñar a un millón de alumnos.

Pozoleros vs. Pelones
No es secreto. El nombre de Ulises Ruiz, exgobernador de Oaxaca, está en boca de políticos, intelectuales, maestros, periodistas y artistas plásticos por ser quien maneja una de las alas del magisterio: Los Pozoleros. Lo que lo hace un hombre con poder pero sin exposición.

En el otro bando, el de Los Pelones, bloque más radical vinculado a la guerrilla, se menciona a José Murat, también exgobernador, como quien habría perdido el manejo en esta coyuntura. Chico Pelón, alías de Francisco Villalobos Ricárdez, es la cara visible.

–Que ya saquen las manos los políticos, exgobernadores del movimiento magisterial– me dijo ayer el senador Benjamín Robles, sin citar nombres, después de conocerse que la CNTE no va a volver a las aulas a pesar del llamado de Miranda.

Robles fue particular de Cué y luego coordinador de Desarrollo Sustentable de su gabinete. Desde el Senado ahora saca la cara por él.

–Es un demócrata. Ha sido un hombre tolerante, pero hoy estamos hablando de un tema de ámbito federal no estatal– comentó vía telefónica.

Quiere que se conforme cuanto antes una mesa en el Congreso y se resuelva el problema con una retocada a la reforma educativa que sostenga la evaluación, pero sin afectar derechos de maestros.

El partido de las dictaduras
Debe sentir que el mundo se lo traga. Alberto Anaya, del PT que este año recibió 389 millones de pesos, esperaba anoche un milagro: salvar su registro.

El domingo los números apenas le ayudaban a conservarlo, pero una vuelta de campana lo empujó a la orilla del abismo.

Al cierre de esta columna, Anaya debía estar sudando frío. Sólo le faltaban sumar cuatro centésimas cuando se contaban las últimas casillas. Vamos a ver si el partido que elogia la dictadura comunista de Corea del Norte como ejemplo a seguir por México suma los casi 13 mil votos que le faltaban a pesar del millón 75 mil 826 obtenidos.

10 SEGUNDOS… En el momento en que necesitaba mostrar mayor fortaleza, la presidenta consejera electoral de Colima tuvo la debilidad más grande de su vida: Felícitas Alejandra Valladares se desdijo de dar ganador a un candidato que pelea a muerte con su adversario la gubernatura.

Twitter:
@alexsanchezmx

También te puede interesar:
​“También apoyamos a Sonia”
Kumamoto, creo en ti
El berrinche del joven consejero