Opinión

Que 8 años es 2.5 veces menos que nada


 
Cantó Gardel en "Volver" que “veinte años no es nada”.
 
 
Justo un día 5 de diciembre, pero de hace ocho años, nació Universo Pyme como un programa de radio en las frecuencias de Radio Fórmula, de donde salió en mayo del 2007 por no cubrir a las metas de ingreso publicitario.
 
En 2006 inició también el programa de televisión en Telefórmula. Duraría casi un año al aire. En febrero de 2007 nace el portal Universo Pyme.
 
El portal fue a instancias de la labor de convencimiento de Carlos Trasviña y de Elsa Díaz Coria de “La Bola de Papel”, quienes argumentaron con suficiencia que más que un “paper” a las pymes el esfuerzo merecía una página de Internet, que se hizo posible con la aportación voluntaria de Enrique Meza de Ikernet desde Acapulco.
 
 
La idea de concentrar todo el esfuerzo en una marca con multiplataformas de salida fue de un, entonces, amigo, quien con su enorme visión empresarial impulsó el esfuerzo. Luego, con cargo abusivo a la amistad se agasajó con un safari en África y su presencia en la final de fútbol en Sudáfrica que terminó con el aprecio.
 
 
La patada oficial de este “ecosistema” de Universo Pyme (radio, televisión, internet y prensa escrita) que lo convirtió como único en el mundo en su naturaleza y en la especificidad del Universo de las Pymes la dio la Universidad Anáhuac con la pertinaz insistencia de Abraham Hernández y Gregorio Barcála y el apoyo de Boris Diner. Fue el último proyecto apoyado por el Fondo Pyme en sesión ordinaria durante noviembre del 2007.
 
Luego el proyecto migró hacia PCTV en 2008 y 2009 para ser bateado espectacular e inexplicablemente por una nueva administración en esa empresa de las empresas de televisión por cable mexicanas.
 
 
En radio pasó hacia Radio Trece hasta que las cosas parecieron imposibles de mantener en esa estación y se decidió el cambio hacia ABC Radio.
 
La televisión se hizo desde EFEKTO TV, donde por caprichosas circunstancias de una hora contratada con una hora de repetición se pasó a 2 horas semanales y 5 de repetición los fines de semana donde, hasta ahora, se mantienen. Las ganonas, las Pymes.
 
 
Son muy escasas las voluntades de concesionarios de medios electrónicos para soportar emisiones que no generan recursos suficientes para considerar a un programa como sostenible, que no sustentable.
 
 
Sin que se pueda generalizar por supuesto, los medios electrónicos mexicanos no emiten todo aquel contenido que debieran transmitir con la idea de contribuir a la construcción de un México más sano, más justo, más equitativo, mejor informado, convocado a la participación proactiva y no reactiva.
 
 
La capacidad de convocatoria y la credibilidad que les son inherentes no necesariamente se invierten de la mejor manera si creemos en su enorme capacidad de aportar lo necesario para un México mejor. Si el negocio fuera propio sería lamentable; si se trata de una concesión es, o debiera ser, inaceptable.
 
Desde 2008 y hasta el cierre del primer semestre del presente año UNIVERSO PYME transmitió mil 835 programas de radio con la participación de 3 mil 670 emprendedores o pymes. Menos del uno por ciento de las entrevistadas fueron grandes empresas.
 
 
En televisión, durante el período mencionado, se realizaron 416 programas de una hora de duración con mil 238 horas de repeticiones en los que participaron 2 mil 80 entrevistados, emprendedores o MiPymes.
 
 
En la columna se publicaron gracias a la generosidad de esta casa editorial, 652 columnas. Serán 704 al finalizar el año. Vamos por siete años de vida en este Diario.
 
 
En el portal hay vinculados más de mil 500 segmentos televisivos y casi 500 entrevistas en audio retomadas del radio. Artículos de especialistas, más de 3 mil 500.
 
 
Nuestro compromiso está inserto en la necesidad de las Pymes de darse a conocer para generar vinculaciones con lectores, televidentes y radioescuchas algo casi exclusivamente reservado para montos de patrocinio de primer mundo y por ende de grandes corporativos.
 
 
Momentos difíciles han existido varios en la política pública hacia las pymes y emprendedores y a pesar que las joyas más preciadas parecen presentes ahora, ha sido menester de este espacio privilegiar la difusión del talento que en expresiones generosas y vastas existen en un sistema emprendedor de un país con escolaridad media de 8.8 años según datos de la OCDE.
 
Pero trabajar en México para México es uno de los más grandes pecados que pueden llegar a concebirse. La honestidad, convicción y principios se reconocen cuando la persona que se guía por ellos fallece. Son los moños con los que se adornan los féretros.
 
 
En ese sentido, a manera de privilegio, participa el autor de estas líneas de los primeros ocho años de trabajo por un país mejor, más justo, con más y mayores apoyos para quienes generan riqueza y aspiran a distribuirla de manera justa. Y el beneplácito de las Pymes, que son finalmente quienes mejor califican la eficiencia de nuestro trabajo. Y las únicas con calidad moral para hacerlo.
 
 
Y cierra estos reglones haciendo del conocimiento de usted que un investigador del MIT, Massachusetts Institute of Technology, bajo el patrocinio y colaboración de una empresa multinacional con representación en nuestro territorio (de ambos se reservan más datos por el momento) ha solicitado a Universo Pyme participar activamente en un documento académico que explique la situación de las Pymes en México ante el reto de la globalización.
 
Procuran que una voz independiente sea de donde surja un documento asesorado por ellos y que complemente el que en otro momento han generado de la realidad Pyme en Estados Unidos.
 
 
Un privilegio que recuerda que, efectivamente, nadie en México puede ser profeta en su tierra.
 
 
Por lo demás, tendríamos que dar las gracias por las flores.
 
 
A los amigos mi agradecimiento y a usted lector, si llegó hasta aquí, en serio, mi más sincero reconocimiento.
 
 
direccion@universopyme.com.mx