Opinión

Que alguien se apiade de la Sonora Santanera

 
1
 

 

LA SONORA SANTANERA EN SU 60 ANIVERSARIO . (http://www.mixup.com.mx/Mixup/detproducto.aspx?sku=889853155422)

Compré como miles de mexicanos el disco “La Sonora Santanera en su 60 Aniversario”, que durante varias semanas se ha mantenido en las listas de los CDs más vendidos este año. Desde el punto de vista musical es realmente excepcional. Las interpretaciones son perfectas, los invitados complementaron magistralmente cada canción. Un disco redondo como pocos, para celebrarlo de hinojos.

Motivado por lo anterior, emocionado, acudí a un concierto de la Sonora Santanera en el Teatro Metropólitan el domingo pasado. Sin embargo, la buena experiencia del reciente disco no tuvo ni siquiera pálidos reflejos en el espectáculo en vivo. La producción ahí fue caótica y el afamado grupo no logró encender con bríos el ánimo del público. Harto y cansado, abandoné el lugar luego de dos horas. Esperé hasta que mi paciencia se agotó. Muchas personas salieron antes del final.

Son múltiples los problemas que exhiben la falta de profesionalismo en una producción en vivo. En este concierto apareció un 'presentador' que exaltaba innecesariamente a esta agrupación. Luego, los miembros del grupo gastaban interminables minutos entre cada canción tratando de hacer bromas que a pocos hicieron gracia, y exageraron en cada pausa para solicitar un aplauso para “los papás en su día”. Pero quizá lo peor fue cuando invitaron al escenario a dos agrupaciones musicales más (una de ellas incluía a la famosísima niña Janeth Guadalupe). Al hacerlo, una decena de personas vestidas como se les ocurrió por la mañana entraba y salía al escenario para colocar atriles, micrófonos e instrumentos… Un caos. La escena rememoraba a una producción escolar, de ésas en las que aplaudes porque de no hacerlo los otros padres de familia te mirarían feo.

La experta en carreras musicales Heather McDonald recomienda a cualquier músico que dará un concierto, primero, “asegurarse de estar listo para ello”. Y “hablar con el promotor o el gerente del recinto para preguntar cuánto tiempo espera que toque”. Al parecer, nadie en la Sonora Santanera hizo la tarea para entregar un producto de calidad.

En cambio, la agrupación vive de la fama pasada y se ve que le está resultando enormemente retador emparejar sus producciones en vivo con los grandes conciertos que vemos de otros artistas en recintos como el Auditorio Nacional.

Hay un problema de fondo: hay dos Sonoras Santaneras. Una es la que grabó el disco que se vende por miles. Otra es la que da los conciertos en el Metropólitan.

Han protagonizado un dramón: una viuda, músicos, usurpación... Ambas viven y conviven en un país donde la disputa por los derechos de propiedad intelectual parece no tener punto final. El culebrón que escenifican bien podría denominarse “La Boa”.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
El ‘México A’ triunfa sobre el ‘México B’
La extraordinaria historia del presidente Santos
Clamor venezolano en Medellín