Opinión

¡Que alguien nos explique!

Ayer hace 100 años estallaba la Primera Guerra Mundial.

Para consumo humano ni una gota de agua, y para la agricultura estará en riesgo por la explotación del gas shale a través del método de la ‘fractura hidráulica’ (fracking), ya que el uso para esta última actividad estará cuantificado, afirmó David Korenfeld, director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Al término de la inauguración de la Semana Latinoamericana del Agua, Korenfeld anunció que en tres meses estará listo el estudio que efectúa Conagua con la colaboración del gobierno de Holanda para determinar la calidad del líquido y la infraestructura requerida para reutilizarlo.

¿Eh? Shale, ya shole con las palabritas que nadie entiende, porque o están en inglés, o usan un tecnicismo que ni ellos mismos conocen.

¡Otros!

Por cierto, el procurador fiscal de la federación, Javier Laynez Potisek, dice que no es el objetivo ‘expropiar’ las tierras en las zonas donde la Secretaría de Economía asigne contratos de exploración y explotación de hidrocarburos, sino que sólo ‘se rentarán’ a sus propietarios mediante la figura de contratos de ocupación.

Que no habrá ‘expropiaciones de facto’, porque es más viable la ‘ocupación superficial’ que comprar tierras que, después de 30 o 40 años, las empresas o el Estado no sabrán qué hacer con ellas, una vez que terminen de explotar un yacimiento de petróleo o de gas.

Fuf, ¿una expropiación no es tan viable como una ‘ocupación superficial’? ¿esto no es la misma gata nomás que revolcada?

El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, ofreció terminar con la etapa de elecciones controvertidas en el país como la presidencial de 2006 en la que
–aseguró– no hubo fraude sino errores e incapacidad de comunicar el resultado.

Afirmó que la noche de los comicios presidenciales de 2018 él se presentará a informar cuál candidato obtuvo más votos. “No podemos volver a salir a decir que los resultados son tan estrechos que no hay ganador y que nos vemos tres días después, porque en ese tiempo se puede crear una crisis política de gran envergadura”, dijo.

¡Pst! Pues ojalá se aplique eso de que ‘de los errores se aprende más que de los aciertos’ pero, en lo que son peras o son manzanas, ¡qué friega para la naciente democracia!, y hénos aquí, ¡como hace setenta años!

¡Recule!

El GDF suavizó las modificaciones al nuevo programa Hoy no Circula para los vehículos de más de 15 años de antigüedad, los cuales podrán circular dos sábados cada mes (en un principio se había decidido que esos automóviles dejarían de circular todos los sábados).

Um. Algo es algo, pero mientras el transporte público sea un caos, esas disposiciones ¡son descabelladas!, y sería bueno que se dieran una vueltecita por los centros de verificación, que más bien son ¡centros de corrupción!

¡Ya se vio!

El martes se difundió por internet una llamada telefónica donde la diputada perredista Purificación Carpinteyro tiene una conversación con un hombre, Pepe, que según versiones en las redes sociales sería José Gutiérrez Becerril, confirmado más tarde por la legisladora en un documento, exdirector de Pymes de Telefónica Movistar, a quien la legisladora propone un negocio multinivel en el ramo de las telecomunicaciones.

Carpinteyro le dice: “Yo creo que ahora sí ya nos sacamos la lotería”.

Puf, balconeada que le quieren dar a la Lady Telecom. Seguramente Puri Carpinteyro dirá que con la Lotería ¡todos salimos ganando!, ya que un golpe de suerte lo decide todo.