Opinión

Pymes del campo,
en la dulce espera

Hace un año el presidente Enrique Peña Nieto anunció una reforma para el campo mexicano. En el conocimiento de ese pendiente resulta básico saber qué alternativas estratégicas pueden implementarse en ese sector de la economía tan relacionado con la pobreza, la migración y la existencia de un tema fundamental para el país en el que muy pocos reparan hoy: la soberanía alimentaria.

Alternativas hay muchas y entre ellas un tema que atendió Universo Pyme a finales de 2014: el bambú. Países como Brasil, Ecuador, Colombia, para no mencionar a naciones asiáticas, han sido capaces de incrementar el valor de su campo apoyándose en el bambú como cultivo estratégico que produce biomasa, maderas duras, tiene la capacidad de generar electricidad y miles de distintos productos de consumo humano.

En México han habido personas, muchas, que han tratado de impulsar este cultivo --entre ellas Alberto Jiménez Merino, poblano, exsecretario de Desarrollo Rural en su estado natal--, que han intentado, sin la suerte que merece su iniciativa, cultivar sobre grandes extensiones uno de los vegetales más versátiles, sustentables y generadores de mano de obra y riqueza para quienes viven en el campo.

También han llegado a México expertos del tema. Alfonso Romo se trajo al país a Hormilson Crúz, colombiano, quien desarrolló un proyecto que continúa con vida y que ha sembrado y aprovechado en Chiapas alguna variedad de bambú. Hormilson sigue en México impulsando esta alternativa para el campo.

Hay en el mundo un total aproximado de mil 200 especies de bambú. En América Latina existen aproximadamente 500 pero en el país, además, hay 40 especies originarias de nuestras tierras con enorme potencial productivo.

Hay cientos de proyectos ya reconocidos como viables en el mundo. En cuanto a costos, refieren que pueden ir desde cinco mil dólares hasta mil 500 millones de dólares, dependiendo de lo que quiera conseguirse con este vegetal. Desde portalápices hasta la generación de energía eléctrica que es, por cierto, de las más baratas por kilowatt hora (3.5 centavos de dólar), pasando por maderas duras, etanol, papel de fibra larga que es muy demandado y del que el mundo es claramente deficitario, departamentos o casas e incluso edificios habitacionales, estrategias de contención de cerros y para evitar desvíos en las rutas de ríos.

Proyectos viables fueron puestos en el escritorio de Ángel Aguirre cuando era titular del gobierno de Guerrero, sin que fueran considerados siquiera. La respuesta fue: “luego vemos”.
Luego vemos y luego vimos en lo que se convirtió una política de décadas de olvido e irresponsabilidad pública y vinculación entre el poder y la criminalidad organizada.

Guerrero, Chiapas, Oaxaca y muchas, muchas entidades más, lo que requieren son oportunidades de generar riqueza, empleos, derrama económica, que es lo que saben hacer las Pymes cuando existen gobernantes con visión y compromiso real hacia el futuro del país.
El campo espera una reforma integral seria en el que las micro, pequeñas y medianas empresas puedan cumplir una función de recuperar el potencial que tiene el sector primario de la economía.

De tin marín...

Canaco ciudad de México invita al seminario de Reformas Fiscales No. 39, el próximo jueves 15 de enero en Expo Reforma. Costo de 100 pesos para socios o estudiantes y 500 pesos para no socios. 52330882 y 5 2330883 si desea ingreso gratuito. Remita UNIVERSO PYME como invitado de esta columna.
dirección@universopyme.com.mx

Twitter: @ETORREBLANCAJ