Opinión

Pymes de la “chinada”: la fábrica del mundo, nació de la experiencia mexicana


 
Le  remato esta columna con una anécdota maravillosa y reveladora. Es cierta y habla de la aportación de México al éxito exportador Chino.
 
 
Lo cierto es que el éxito exportador de China no puede explicarse sin sus Pymes.
 
 
En cuanto a número de Pymes en China, los datos difieren. Disculpe si usamos un término poco “decente” para expresar que los datos oficiales de China son un verdadero desmadre.
 
 
Porque para unos hay 8.5 millones de Pymes Chinas mientras que otras cifras, de otros organismos oficiales incluso hablan de  más de 40 millones.
 
 
La divergencia tiene que ver fundamentalmente por tres razones: cuál es el organismo que realiza el cálculo y bajo qué parámetros.
 
 
En 1990 se hablaba ya de 8.6 millones de empresas Pyme no vinculadas al sector agroindustrial.
 
 
Otro criterio que propicia la divergencia es el número de empleados que usa como parámetro  para  medir el tamaño de la empresa.
 
 
Mientras que hay criterios que hablan de hasta 2000 empleados como una empresa “mediana” y de hasta 300 para una empresa pequeña, hay mediciones que hablan de hasta 8 empleados para hablar de la micro empresa. Todo depende del sector en donde se encuentre trabajando la empresa.
 
 
En el Océano de las divergencias están estudiosos, la National Development and Reform Comission, la NDRC, la Comisión Estatal de Economía y Comercio, y el Chinese Baureau´s of Statistics, la CBS.
 
 
Pero ese no es el punto. El importante está en que las MiPymes Chinas contribuyen con el 68 de las importaciones y exportaciones, son el 99.6 del total nacional, aportan el 60 por ciento de la producción industrial y que las exportaciones, en su comportamiento, doblan el crecimiento promedio del Producto Nacional Bruto de esa nación.
 
 
Los impuestos que pagan estas empresas representan entre el 50 y el 60 por ciento del total dependiendo del sector de que se trate.
 
 
La aportación al complejo exportador Chino hace que esa nación, al menos en 2005 (otro de los problemas es que la información que se publica es muy vieja)  tenga pymes exportadoras que doblan el PIB de Grecia (que no ha de ser muy complicado ante su crisis, la de Grecia, no la de China) y el 25 por ciento del de Francia.
 
 
Su complejo exportador es dos veces las exportaciones directas o indirectas de las Pymes de Estados Unidos y cinco veces las exportaciones totales de las Pymes en Europa.
 
 
El caso es que este complejo Pyme es indudablemente el ángulo más importante de la economía de China.
 
 
Y ese ángulo lo adaptó China de una experiencia relevante que virtualmente “se fusiló” con mejoras relevante:
 
 
México lanza su proyecto de maquila de exportación en  los años sesenta a raíz de dos procesos: la cancelación del Programa de Braceros y el encarecimiento de la mano de obra en países desarrollados.
 
 
En 1971 se encuentra el primer antecedente de la maquila China con la creación en 1979 de las ZZE, las Zonas Económicas Especiales habilitando a las provincias de Guandong y de Fujian como territorios de maquila con visión empresarial. Los antecedentes de esos pasos se encuentran a principios de los años 70.
 
 
Pero a finales de los años setenta precisamente vino a México un funcionario de pelo medio a recorrer toda la frontera entre México y Estados Unidos para hacer una extensa investigación que le llevó medio año realizarla mediante entrevistas con Presidentes Municipales, Gobernadores, Regidores, Dueños de Maquila, Sindicatos, Trabajadores, despachos aduanales, legisladores estatales o federales y transportistas.
 
 
Recogieron testimonios y documentos, leyes, todo.
 
 
Este personaje, que acabó siendo una pieza muy importante de su país, uno de los 3 hombres más importantes de su país, llegó a China y expuso durante casi un mes lo que vio y lo que obtuvo en México.
 
 
Su auditorio: decenas de funcionarios chinos técnicos, economistas, de todo, de varios despachos u oficinas públicas.
 
 
Tres meses después de ese encuentro didáctico esos mismos funcionarios técnicos se presentaron con lo que sería el embrión de un nuevo modelo maquilador chino echado a andar en los años ochenta. Hasta aquí el antecedente.
 
 
Dado este asunto, Vicente Fox realizó una gira por Asia a principios de la década anterior. Durante una cena que ofrece México al anfitrión nuestra fuente, cuyo nombre reservamos, nos comentó que se atrevió a informarle al Secretario de Economía, Luis Ernesto Derbez, de la gira de ese funcionario por México y de la influencia que el Modelo Maquilador de Exportación de México tuvo en la conformación del Modelo Chino de Maquila Exportadora.
 
 
Luis Ernesto Derbez no le creyó y tan no lo hizo que cuando estuvieron los tres juntos (Luis Ernesto, nuestra fuente, un empresario maquilador muy exitoso con plantas en China y el Presidente Fox) Luis Ernesto, con ese desparpajo que le caracterizaba comentó al entonces Presidente de México:
 
 
Disculpe las palabrotas que transcribo pero omitirlas le quita mucho sabor a la anécdota.
 
 
-Oye Vicente… este “güey” dice que los Chinos nos copiaron el modelo maquilador para aplicarlo en su país con mejoras luego de estudiarlo durante tres meses.
 
 
-No puede ser, contestó el Presidente.
 
 
Nuestra fuente aseguró lo que afirmaba y dio detalles del proceso porque él fue quien acompañó a aquel funcionario Chino durante sus gestiones a lo largo de nuestra frontera con Estados Unidos.
 
 
No le creyeron y no le creyeron.
 
 
Hasta que llegó en anfitrión y ante Luis Ernesto Derbez y el empresario maquilador mexicano el Presidente de México le comentó al líder de China en ese momento:
 
 
-Oiga… me aseguran que ustedes nos fusilaron nuestro modelo maquilador de exportación para aplicarlo en su territorio… ¿verdad que no es cierto?
 
 
El anfitrión dijo que sí, que lo que se le había asegurado del proceso era totalmente cierto: que el modelo mexicano había sido pieza clave para el éxito del modelo maquilador Chino.
 
 
Gracias por su lectura.
 
 
direccion@universopyme.com.mx