Opinión

Pyme encuentra solución a 'pérdida' de equipos

 
1
 

 

Universo Pyme.

Las grandes empresas, al igual que las medianas y la parte alta de las pequeñas enfrentan un problema serio y costoso en el manejo de sus activos asignados o comisionados a sus empleados. La estadística señala que estas empresas pierden entre 10 y 12 por ciento de sus equipos asignados cada año, lo que representa un enorme costo para las finanzas del negocio.

Solicitado a que encontrara una solución al problema, Ricardo Viloria, director general de Grexxis, pudo localizar la respuesta desarrollando una plataforma colaborativa que fue llamada T Service que consigue que cada una reciba una vez por mes una suerte de  'estado de cuenta' que le recuerda qué equipos de la empresa tiene asignados.

En sentido concreto cada trabajador se convierte en un auditor que reclama cuando los equipos que le tienen asignados no corresponden a la realidad. Un activo que deja de ser responsabilidad de un trabajador es reasignado mediante una forma sencilla. Se evita que la falta de definiciones propicie lo que sucedió en uno de los dos principales bancos del país en el que más de ocho automóviles estuvieron perdidos casi dos años porque nadie sabía a dónde habían 'ido a parar'.

Esta plataforma colaborativa que llevó 24 meses de estudio fue realizada a partir de la solicitud de una gran empresa mexicana en la industria de la construcción. En dos años fue posible encontrar las dinámicas de funcionamiento que garantizaran la certeza de su buen funcionamiento.

Opera para empresas pequeñas o medianas que tengan más de 100 activos dispersos entre su personal y hasta más de tres mil empleados si fuera necesario. Una vez que se corrió la experiencia con éxito en la empresa de construcción se aplicó la plataforma en el grupo financiero que tiene más de tres mil 500 empleados con algún activo asignado.

El asunto pasa por lo estratégico luego de conocer que generalmente las empresas medianas o pequeñas tienen una gran rotación de personal. Se estima que esta rotación es superior a 17 por ciento por año, lo que implica que en tres años prácticamente poco más de 50 por ciento del personal de la empresa es 'nuevo' y significa la oportunidad de perder activos porque generalmente quien despide a un trabajador no tiene claro si cuenta o no con activos bajo su asignación.

Por lo regular primero se despide y después la empresa se entera que ese trabajador despedido tenía uno o varios activos a su custodia.

Un banco mexicano decidió despedir a un trabajador. Un par de meses después del evento un ejecutivo solicitó un cambio de teléfono en virtud de que el plazo para la renovación había llegado. El banco decidió acudir con su ejecutivo de cuenta para proceder a ese cambio de aparato. Cuál sería la sorpresa cuando se enteraron que aquel trabajador horas después de ser despedido se presentó ante la telefónica para 'recoger' la renovación correspondiente a 700 teléfonos de la empresa. A la telefónica le pareció poco común que ello sucediera así por primera vez, pero finalmente había sido por muchos años el encargado de atender los asuntos de telefonía celular del banco y no vieron por qué negarle la petición.

La plataforma colaborativa, producto de la coordinación general de Viloria y del equipo que comanda el director de operaciones Roberto Carlos Gómez, viene funcionando adecuadamente tanto en la empresa constructora como en el grupo financiero. El costo de la solución tiene que ver con el número de activos protegidos bajo el sistema. Se ha hecho el cálculo con las dos experiencias que corren y se ha visto que a aplicar el sistema le cuesta a la empresa 6.0 por ciento de lo que se ha perdido anualmente previo al proceso de instalación.

Para comunicación a www.grexxis.com.mx o bien al tel. 5561162120.

Correo: 
etj@universopyme.com.mx

Twitter: @ETORREBLANCAJ

También te puede interesar:
Nació el 'Uber' para perros
Tecnología, tumba o gloria de las Pymes
El cáncer que invade al ecosistema emprendedor mexicano