Opinión

Puro PRI


 
El fin de semana analizaba las distintas oposiciones, aunque convergentes, a la reforma energética del gobierno. Me di cuenta de que todos los protagonistas de esa oposición tienen otro factor en común. Eso me llevó a pensar en otros personajes que se han reconstruido desde la oposición, y llegué a la misma conclusión.
 
¿Qué tienen en común Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, Andrés Manuel López Obrador, Porfirio Muñoz Ledo y Lazo de la Vega, Manuel Camacho Solís, Marcelo Ebrard Casaubón, Miguel Ángel Yunes Linares, Arturo Núñez Jiménez, Dante Delgado Rannauro, Manuel Bartlett Díaz, Gabino Cué Monteagudo, Mario López Valdés, Juan Sabines Guerrero, Ángel Heladio Ramírez Rivero y otros más? Todos fueron priistas.
 
Sí, todos fueron destacados priistas que brincaron a la oposición cuando vieron frustrada su hambre de poder. Algunos aspiraban a ser presidente de la República. Otros, cambiaron de camiseta por no poder acceder a una gubernatura. Algunos de ellos han sido verdaderos ‘saltamontes’ de la política y han estado en más de dos partidos. Hubo quienes, incluso, formaron su propio partido político, pero por falta de fuerza perdieron el registro y también, lo más doloroso, el financiamiento público.
 
Pero eso no les impidió seguir viviendo de la política, ésta política ‘a la mexicana’ tan particular.
 
Invariablemente, al dejar al PRI todos se convirtieron en paladines de la democracia y la libertad. Algunos son dictadores disfrazados de demócratas. Como por arte de magia se colocaron del lado del pueblo e hicieron suyas sus demandas. Automáticamente mandaron al olvido su historia en el PRI, con todo lo que eso significa. Hoy se erigen como los únicos capaces de defender la patria, sin más interés que el bien de México.
 
El hartazgo de muchos mexicanos hacia el PRI es mayúsculo. Pero, ¿podemos creer verdaderamente que todos estos ex priistas hoy son nuestra única salvación? ¿Por qué creerles que ahora sí son honestos y sólo quieren el bien de México, cuando en su pasado fueron parte del sistema podrido del PRI?
 
Es irónico ver hoy a Manuel Bartlett Díaz, uno de los ex secretarios de gobernación más poderosos que ha tenido México, que hizo alarde en más de una ocasión de cómo se usa el poder con ‘mano de hierro’ y artífice de la ‘caída’ del sistema que permitió la llegada a la presidencia de Carlos Salinas de Gortari, pelear ‘hombro con hombro con Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, el candidato perdedor de aquella elección presidencial de 1988.
 
Porfirio Muñoz Ledo y Lazo de la Vega fue presidente del PRI varias veces, secretario de estado y embajador hasta que no vio posibilidades de ser candidato presidencial por el PRI. Fundó el PRD junto con Cuauhtémoc Cárdenas. Fue candidato presidencial por el Partido Auténtico de la Revolución Mexicana, PARM, hoy desaparecido, en el año 2000. Trabajó como embajador en el gobierno panista de Vicente Fox. Estuvo varios años en la nómina del Canal Mexiquense como conductor de televisión y hoy es diputado plurinominal por el Partido del Trabajo, el PT. Es incondicional de Andrés Manuel López Obrador.
 
López Obrador fue priista. Luego brincó al PRD, donde llegó a ser presidente nacional. Ha sido dos veces candidato presidencial. ‘Pastoreó’ varios años al Partido del Trabajo y al Partido Convergencia. Hoy busca el registro y el financiamiento público para su propio partido político, Movimiento de Regeneración Nacional.
 
Marcelo Ebrard Casaubón nació en el PRI como político. Fue secretario general del PRI en el DF. Fue diputado federal por el Partido Verde Ecologista de México. Formó, junto con Manuel Camacho Solís, el Partido de Centro Democrático, PCD, y fue candidato a la Jefatura de Gobierno del DF, pero declinó a favor de Andrés Manuel López Obrador.
 
 
Podría seguir, la lista es larga, pero no tiene caso. Todos son lo mismo.
 
Hasta el miércoles.
 
Twitter: @cachoperiodista