Opinión

Pura revancha

La clase política dedicará los últimos días de este fin de año a la reflexión (¿?) y a reenfocar sus energías. Claro, hacia las elecciones.

Para el anecdotario y las charlas de sobremesa, la michoacana parece una elección repetida. Hace tres años compitieron Luisa María Cocoa Calderón, Silvano Aureoles y Fausto Vallejo. La hermana del expresidente quedó en segundo lugar a 50 mil votos de distancia, y el hoy líder de la Cámara de Diputados obtuvo el tercer lugar con 120 mil votos de diferencia.

Ayer, Luisa María Calderón –la hermana del expresidente– anuló a los suspirantes azules y convenció a sus dirigentes de que le pasen los guantes para ir por la revancha; Aureoles solicitará licencia en los próximos días.

Sólo falta que el PRI se ponga de acuerdo para escoger a su gallo. Que seguro no será Vallejo. Nada más faltaba.

Reencuentro

Tres líderes de partido, dos en receso, seguramente se reencontrarán en San Lázaro, como diputados.

César Camacho Quiroz está en los planes de las listas plurinominales del PRI, que lo proyectaría como probable jefe de la bancada tricolor.

El ánimo prospectivo también invade a otros suspirantes, por ejemplo Los Chuchos podrían volver a San Lázaro, tanto Zambrano como Ortega. Usted dirá.

Y los corazoncitos azules de Margarita Zavala, Cecilia Romero y Gustavo Madero, también laten fuerte por una pluri. Entonces, Camacho, Madero y Zambrano, podrían revivir el Pacto, aunque sólo sea entre diputados.

Cabos sueltos

Las investigaciones sobre el enfrentamiento en la comunidad de La Ruana, en el municipio Buenavista Tomatlán, tienen cabos sueltos. Tanto Hipólito como El Americano se acusan de iniciar los disparos y aunque ninguno acepta una participación directa, en los dictámenes periciales sale que dispararon. ¿Tons? A ver quién arregla el entuerto.