Opinión

HSBC busca jóvenes para pruebas piloto

1
 

 

HSBC

Las pruebas que realizan los bancos pueden resultar interesantes no sólo porque les permite tomar la delantera en cierto productos o servicios, sino porque, de resultar exitosas, pueden ser un modelo a seguir por otras instituciones.

Un ejemplo es la prueba piloto que realiza en una planta automotriz el banco HSBC, en la que tiene el mandato del pago de la nómina.
En esa armadora de autos, además de contar con un cajero, se instaló una sucursal donde acuden los trabajadores a pedir información y créditos personales. En ese proceso detectaron que el índice de rechazo de los créditos a jóvenes que recién se integran a la vida laboral era más que alto, esto pese a demostrar un trabajo estable y tener prestaciones de ley incluso superiores.

El problema es que en el sistema financiero mexicano no hay un historial crediticio de jóvenes. Por ejemplo, en un obrero con 20 años de edad no hay forma de conocer si ha sido cumplido en sus pagos, con familiares o amigos, o en casas de empeño.

Esta prueba piloto, aseguran, va muy bien y buscan que el modelo pueda servir para operar precisamente en esos mercados en donde los bancos no tienen información de ningún tipo, pero sobre todo se busca evitar que sólo por ser joven y no tener un historial en el Buró de Crédito no puedan acceder a un financiamiento. El primer paso está dado y, de funcionar, ojalá pronto pueda ser seguido por otras instituciones.

La otra prueba piloto que en estos momentos se desarrolla y que ha generado polémica por la forma en que se valida la información del cuentahabiente, es la del Instituto Nacional Electoral (INE) con Banamex, aunque los principales bancos fueron invitados a participar. De ser exitosa, como todo lo indica, sería la nueva forma de operar de todos los bancos en la apertura de cuentas, ya que es un proyecto diseñado por el INE. El objetivo es reducir el robo de identidad y agilizar la verificación de datos oficiales.

Por cierto, en esta prueba, mientras el INE dijo hace ya un año que había pedido al IFAI su opinión sobre si se violenta o no el uso de datos personales, el IFAI aseguró que la petición fue apenas en diciembre.

Sin embargo, hay pruebas piloto que no pasan de eso. Un ejemplo es la que se puso en marcha hace ya un par de años entre los bancos y las autoridades educativas para fomentar el ahorro entre niños y jóvenes.
La idea era tener un modelo que permitiera fomentar el ahorro semanal.

Pero entre que no se pusieron de acuerdo en los rendimientos que debían darle a los niños para motivarlos a ahorrar, y entre que no le hallaron la cuadratura al círculo en cómo llevar el recurso al banco, sigue como un buen proyecto sin poder ser presentado y promocionado en todo el país. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

Twitter: @JLeyvaReus

También te puede interesar:
Banqueros divididos
Banco Azteca y su “nuevo banco”
Las pérdidas de Banamex, ¿la institución cambia?