Opinión

Proyectos de ciudad II

 
1
 

 

avenida chapultepec

La semana previa comentamos sobre los caminos que el gobierno de la Ciudad de México sigue para estructurar la plataforma que sustente en desarrollo urbano de la ciudad en las próximas décadas. Hay en esa visión un cambio sustancial en la manera que se ve venir el desarrollo inmobiliario.

Así, de megaproyectos individuales y algunos corredores, ahora se buscará que la integración de ciudades de especialidad hagan factible la reconstrucción del tejido social, desgarrado y carente de oportunidades económicas por la falta de políticas que de manera legítima promuevan el progreso.

Con ello, el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM), el Cetram Chapultepec que al parecer se ha reactivado y otros centros que están en gestación, harán factible esa nueva visión.

La noche del martes, tras semanas de impasse, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) oficializó la salida del primero de 21 paquetes de obras, que se enfocará a la fase preliminar de construcción para un proyecto en el que se ve venir una inversión de 10 mil millones de dólares. Incluso los últimos días se ha polemizado el futuro de las 710 hectáreas donde hoy se asienta el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

El fondo en el caso de ese proyecto es la discusión que empezará alrededor de las misma. Miguel Ángel Mancera había anunciado a mediados de agosto, el inicio de actividades del Consejo para el Desarrollo Urbano Sustentable en la Ciudad (Conduse).

Finalmente esta mañana se anunció la instalación del consejo, que coordinará Felipe de Jesús Gutiérrez, actual titular de SEDUVI, quien busca crear un debate cambiar la dimensión del desarrollo urbano y orientarlo por la falta de reserva territorial hacia el reciclaje. En octubre se realizarán 2 talleres para integrar lo que será el plan de desarrollo urbano hacia el 2030.

Si bien el diálogo y concertación con grupos sociales y vecinales, asociaciones e investigadores ecologistas, organizaciones sociales y políticas, así como con las autoridades municipales, estatales y federales se ha planteado en distintos foros como hace unos días, el camino es largo aún.

Otro tema relevante de discusión es todo lo concerniente a protección civil, en particular ante movimientos telúricos que harán prioritario ampliar grupos de nuevos gigantes inmobiliarios. Nos referimos a Torre BBVA Bancomer, Torre Mayor, próximamente, Chapultepec Uno y Torre Chapultepec Reforma, ésta última en la fase final de construcción y que cuenta con el primer sistema de evacuación por elevadores. Un sistema que se instrumentó en rascacielos de Estados Unidos tras los ataques del 11 de septiembre.

En ese sentido, con anterioridad administradores de algunos corporativos de reciente edificación habían trabajado en protocolos orientados a establecer nuevas disposiciones de protección civil.

El tiempo dirá si los caminos que las autoridades capitalinas son suficientes para evitar un colapso y dar paso a las prioridades de una ciudad que sólo encuentra en el desarrollo vertical el camino para su expansión.

Twitter:@claudiaolguinmx

También te puede interesar:

Proyectos de ciudad

Tiempos de consolidación

¿Quién gana en la crisis?