Opinión

Protección a la radiación en Radiología

El diagnóstico y la radiología intervencional son parte esencial de la práctica médica. Los avances en la tecnología de la imagenología en rayos-X, así como el desarrollo digital han tenido un impacto importante en la práctica de la radiología, incluyendo mejor calidad de imágenes derivando en mejores diagnósticos y tratamientos. Sin embargo, los principios básicos de la formación de imágenes en rayos-X y los riesgos asociados con la exposición a rayos-X permanecen vigentes.

En Radiología existen cuatro aspectos principales de protección a la radiación. Primero, los pacientes no deben estar expuestos a procedimientos radiográficos innecesarios. En los procedimientos ordenados debe haber una justificación, incluyendo un examen clínico, a menos que la información no pueda ser obtenida de otra manera. Segundo, si se requiere un procedimiento, es necesario que el paciente esté protegido contra la excesiva exposición a la radiación durante el examen. Tercero, es básico que el personal empleado en el área debe estar protegido. Finalmente, el público cercano a las facilidades radiológicas requiere protección.

Para los pacientes no existen las precauciones que se toman para los empleados y el público. Para ellos el riesgo asociado con la exposición a la radiación debe ser siempre sopesado y analizado contra los beneficios clínicos de un diagnóstico adecuado y su tratamiento.

La reiteración sobre la necesidad de protección a la “radiación ionizante” puede resultar en efectos deletéreos que se manifiestan no únicamente en la persona expuesta, sino también en sus descendientes. Estos efectos son conocidos como efectos somáticos y genéticos.

Los efectos somáticos se caracterizan por cambios observables que ocurren en los órganos de las personas expuestas. Estos cambios se presentan en pocas horas o en varios años dependiendo de la cantidad y la duración de la exposición.

Los efectos genéticos también son delicados aunque las dosis del diagnóstico radiológico hayan sido bajas y no se observen daños. Existe la probabilidad de deterioro cromosónico en las células reproductivas (germ cells) con la consecuencia de mutaciones, elevando los defectos genéticos.

Fuente: “Radiation Safety”.