Opinión

Propuestas Actinver
para el crecimiento

Las cifras de crecimiento para marzo y para el PIB al primer trimestre salieron en línea con nuestras estimaciones. El IGAE de marzo ya está registrando un dinamismo del 3 por ciento anual, y el PIB del primer trimestre creció a una tasa del 1.8 por ciento anual. El gobierno le echa la culpa al invierno extremo que sufrió Estados Unidos. El sector privado al efecto de la reforma fiscal.

Aunque es innegable que se ha avanzado mucho en las reformas estructurales, es también evidente que los retrasos en la aprobación de las leyes secundarias y las fallas en la implementación de estas reformas han generado una desilusión.

Si la Secretaría de Hacienda se empeña en mantener el marco fiscal intacto, puede ser aconsejable el implementar un programa de emergencia que involucre medidas que den resultados en el corto plazo.

En la economía las expectativas juegan un papel primordial. Un buen ambiente de seguridad y optimismo generan inversiones. La inseguridad y la incertidumbre retrasan las decisiones.

¿Qué medidas pueden proponerse que generen un ambiente más propositivo para los negocios? A continuación mencionamos algunas de ellas:

1. Impulsar el financiamiento. El volumen de crédito a las empresas por parte de la banca comercial es raquítico. Debe incentivarse un mayor crédito al sector productivo a tasas competitivas, en particular hacia la pequeña y mediana empresa.

Sugerimos estudiar por parte del Banco de México, el pagar una tasa negativa a los depósitos de la banca en el banco central, y desincentivar la inversión de liquidez en valores gubernamentales.

Al mismo tiempo, pensamos que la banca de desarrollo debe instrumentar un amplio paquete de financiamiento y de garantías a las empresas.

2. Impulsar la inversión de capital. En las Siefores contamos con un muy importante volumen de recursos que se están invirtiendo en valores gubernamentales y en instrumentos de inversión internacionales. ¿Podemos darnos el lujo de permitir que estos enormes portafolios de ahorro se inviertan en Cetes y en ETF´s del exterior, en lugar de invertirlos en la planta productiva de nuestro país?

3. Atacar la corrupción, el contrabando, la piratería y la informalidad. Los autos chocolates que cada sexenio se legalizan, o el muy importante stock de mercancías de todo tipo que se introducen ilegalmente al país, perjudican severamente a las empresas nacionales. El comercio informal es siempre un amortiguador de la presión social, una vía fácil para evitar una masa de desempleo que podría traducirse en mayor inseguridad.

Sugerimos estudiar las medidas que pudieran atacar estos aspectos, que podrían beneficiar en su conjunto en una forma muy significativa a nuestra economía.

4- Medidas que mejoren la capacidad de compra de la población. Tenemos parada la industria viviendera del país en virtud de los problemas de default de deuda por los que pasan las grandes empresas vivienderas. Este sector genera una derrama económica en gasto de inversión y en empleos temporales.

Sugerimos lanzar un programa integral de vivienda que, bajo el nuevo modelo de urbanización, permita que la gran mayoría de las empresas vivienderas del país, que no tienen estos problemas, puedan trabajar.

5- Promoción de la inversión y la creación de empresas. La no deducción fiscal de las inversiones, la eliminación de la consolidación fiscal, y la deducción parcial de las prestaciones sociales representan un incentivo contrario a la inversión y al empleo.

Sugerimos crear un programa temporal de incentivos fiscales a los proyectos de inversión que representen generación de empleo. Puede instrumentarse por ejemplo un esquema de depreciación acelerada en inversiones físicas y en la adquisición de bienes de capital. Esto puede instrumentarse mediante un simple decreto.

6- Mayor eficiencia en el gasto público. En este aspecto se pueden hacer importantes cambios que beneficien enormemente a las finanzas públicas y a la actividad económica. Se tienen, por ejemplo, más de 300 mil millones de pesos (cálculo nuestro) en recursos etiquetados a programas públicos (Ramo 33 u otros) asignados a los gobiernos estatales, que están dormidos por varios ejercicios fiscales, depositados en los bancos, ganando un rendimiento similar a la TIIE.

Sugerimos realizar una amplia depuración de dichos recursos, y tomar decisiones inmediatas que conviertan estos recursos dormidos en inversión pública.

Correo: eofarril@actinver.com.mx