Opinión

Pronto, la rebelión

1
  

   

Benjamín Robles aspirante a candidato del PRD por el gobierno de Oaxaca. (Cortesía)

En las elecciones de este 2016 el PRD tiene posibilidades de triunfo en muy pocos estados, Tlaxcala, quizá Zacatecas y Oaxaca; sin embargo, en esta última entidad se les ha complicado en demasía la elección
interna.

El senador Benjamín Robles está a la cabeza de las preferencias, incluso por encima del candidato del PRI, Alejandro Murat. De acuerdo con la última encuesta de Mitofsky, Robles Montoya tiene 31.6 por ciento, Alejandro Murat 27.4 y su contrincante del PRD, José Antonio Estefan Garfias, apenas 6.5.

Pero hay un fuerte inconveniente, Benjamín Robles se enfrentó con el gobernador Gabino Cué lo que ha tensado el proceso de selección en el estado.

El gobernador, quien ganó en una coalición PRD-PAN, apoya al diputado Estefan Garfias, quien toda su vida militó como priista y seis meses antes de la elección decidió cambiar de instituto político.

Sin el apoyo del gobernador de Oaxaca, el senador Robles cuenta con el coordinador de la bancada del PRD en el Senado, Miguel Barbosa y sus compañeros de escaño, quienes ya se manifestaron públicamente a su favor.

Además, se han publicado desplegados, para contrarrestar de alguna forma el peso del gobernador y lograr tener un candidato más competitivo, que les permita mantener un estado donde gobiernan en coalición.

Antes de ser senador Robles Montoya trabajó con el gobernador Gabino Cué como jefe de la Oficina de la Gubernatura, secretario particular y coordinador general de módulos de desarrollo sustentable; sin embargo, ya como senador se convirtió en un crítico de la actual administración.

Por ejemplo denunció ante la PGR a Jorge Castillo Díaz, excolaborador de Cué, por tráfico de influencias y malversación de recursos públicos por autorizar la apertura de empresas o asignar obras de construcción mediante pagos millonarios.

Denunció que este operador político del gobernador tiene una fortuna superior a los dos mil millones de pesos.

La elección del candidato a gobernador de Oaxaca en el PRD, donde por cierto va en coalición con el PAN, se ha tensado a tal extremo entre el Comité Ejecutivo Nacional y el estatal, que los perredistas que no son de Oaxaca aseguran que por ningún motivo aceptarán una imposición del consejo estatal e incluso algunos de los más radicales en el Senado hablan de una rebelión.

Y para tener idea de los apoyos que tiene Benjamín Robles, señalaré algunos nombres:

Toda la bancada del PRD en el senado, además de Guadalupe Acosta Naranjo, vicecoordinador de la fracción en la Cámara baja; así como los diputados Fernando Galván, Daniel Ordoñez, Natalia Karina Barón, Sergio López, Javier García Orihuela y Javier Nava.

Y entre los consejeros nacionales que lo apoyan están Miguel Alonso Raya, Francisco Curi Pérez y Pavel Renato Gómez, entre otros.

La definición se pospuso para la próxima semana, pero la tensión en el PRD ha subido de tono y este choque entre el gobernador Gabino Cué y el partido puede traer resultados catastróficos que lleven al partido del sol azteca a perder la elección.

JUBILACIÓN
Monte Alejandro Rubido, quien dejó de ser el comisionado nacional de Seguridad un mes después de la fuga de Joaquín Guzmán Loera El Chapo, se pensionó en el ISSSTE.

A finales del año pasado tramitó su jubilación, después de que fue muy criticado por la segunda fuga del narcotraficante más buscado de México y de que lo sustituyeran en el puesto por Renato Sales.

Twitter:
@ginamorettc

También te puede interesar:
Un independiente para 2018
Ya casi son candidatos
Cordero, Gil Zuarth, Zambrano, entre los constituyentes