Opinión

Probando a Córdova

Más temprano que tarde se dejó sentir una primera prueba a la firmeza del flamante presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova.

No había acabado de sentarse en su silla, cuando sonó el teléfono. Se trataba de un alto funcionario que le refería que debería nombrar como Secretario Ejecutivo del órgano electoral a fulanito de tal, porque ese había sido el acuerdo al que se había llegado entre los partidos.

Obviamente, la elegante respuesta del presidente del INE fue mandar a freír espárragos al susodicho. Y, por esa razón, junto con las dos terceras partes de los Consejeros, eligieron a Edmundo Jacobo.

Y, ayer, también ya plantó cara frente una resolución del Tribunal, aclarando que se acatará, pero sin dejar de expresar su juicio y la demanda de interlocución al Tribunal.

A ver cuántas pruebas más le van a tocar.

Cué a la Corte

Seguro se acuerda del plantón de los maestros disidentes agrupados en la CNTE, los mismos que se mantuvieron por meses en la plancha del Zócalo capitalino y que después se instalaron en la Plaza de la República.

Pues, aunque usted no lo crea, porque ya se mimetizaron con el paisaje, todavía siguen ahí.

La principal demanda de los disidentes de Oaxaca, Michoacán, Chiapas y Guerrero fue echar abajo la reforma educativa. Y por lo que vimos, los gobernadores y Congresos de los tres primeros les hicieron caso a los profes del plantón.

Hoy el tema es relevante ante la Controversia Constitucional que interpuso el jefe del Ejecutivo contra varios gobiernos y congresos estatales, entre los que está Gabino Cué, quien simplemente se mostró omiso ante el mandato constitucional de la reforma.

En caso de que el fallo de la Corte sea en contra del oaxaqueño, éste tendrá que asumir acatar y cambiar la legislación local… salvo que la Coordinadora diga alguna otra cosa en Oaxaca.