Opinión

Primeros síntomas de menor crecimiento económico

 
1
 

 

Ahorro

La economía mexicana sigue creciendo a pesar de fuertes presiones externas como han sido la drástica caída en el precio del petróleo, las mayores tasas internacionales de interés y la amenaza del gobierno norteamericano de salirse del Tratado de Libre Comercio. Cualquiera de estos shocks hubieran provocado una gravísima crisis en décadas pasadas, pero la fortaleza interna ha permitido que se mantenga el dinamismo en términos de creación de empleos y aumentos en la producción.

A lo anterior habría que agregar un importante debilitamiento en el tipo de cambio y presiones internas como las peticiones para otorgar aumentos extraordinarios de los salarios e incrementos en los precios de los energéticos que los sitúan por arriba de los niveles internacionales.

Sin embargo, ante el riesgo de un rompimiento del equilibrio macroeconómico, el gobierno inició un drástico programa de control de las finanzas públicas y de ajuste de los agregados monetarios. De esta manera se reduce la cantidad de liquidez en los mercados financieros para así contraer la demanda por divisas, lo que despresuriza al tipo de cambio. Por otro lado, el gobierno reduce su déficit fiscal o incluso obtiene superávit primario, lo que permite bajar la presión en los mercados de deuda, generando recursos que pueden ser invertidos por los particulares.

Así, en la medida en que prevalezca una menor cantidad de pesos en la economía se reduce la presión para elevar los precios, es decir baja la presión inflacionaria. Además, una menor liquidez en pesos y una mayor tasa de interés bajan la demanda por dólares, lo que permite el control del tipo de cambio.

Sin embargo esta estrategia sí tiene un costo en el mediano plazo, ya que la menor liquidez, que no sea compensada con una mayor inversión o exportaciones, se traduce en una menor actividad económica. Al revisar distintos sectores económicos se identifican los primeros síntomas de que la economía se está desacelerando, lo cual será más obvio en los siguientes trimestres.

Entre las principales señales se encuentran:

1) La producción industrial, medida con datos desestacionalizados, tuvo una contracción de 1.5 por ciento en julio con respecto al mismo mes del año anterior.

2) La construcción cayó 2.9 por ciento en ese mes y la minería en 8.7 por ciento; lo anterior fue compensado en parte con el incremento en la producción manufacturera que creció en 2.7 por ciento.

3) Las ventas en mismas tiendas reportadas por los asociados de la ANTAD crecieron 4.0 por ciento en agosto, pero las mismas están por debajo de la inflación de 6.7 por ciento del mismo mes, esto es, registran una contracción en términos reales.

4) La producción de vehículos ligeros crecieron 5.7 por ciento en agosto; pero las ventas nacionales cayeron 6.5 por ciento en el mismo mes en comparación al año anterior.

Es predecible que diferentes grupos empezarán a presionar en los siguientes meses para que se lleven a cabo medidas de reactivación de la economía nacional, como son mayor gasto público, menores tasas de interés e incrementos extraordinarios de los sueldos y salarios. Sin embargo, aunque las mismas pudieran dar algunos resultados en el muy corto plazo, existe el riesgo de que rompan el equilibrio macroeconómico que pondría en un grave riesgo a la economía nacional.

Este rompimiento se caracterizaría por un aumento mayor en la inflación, en las tasas de interés y en el tipo de cambio, que se reflejaría en un incremento en el déficit fiscal por el mayor servicio de la deuda.

Una reactivación más sólida podría obtenerse mejor por medio del incremento en la inversión productiva pública y privada. Mecanismos como una reducción en los impuestos a la reinversión de las utilidades y un reforzamiento al Estado de derecho, mejores registros de los títulos de propiedad y una menor impunidad son sólo algunas medidas que tendrían un mayor efecto en términos de crecimiento económico.

* El autor es economista.

Opine usted: benito.solis@solidea.com.mx

También te puede interesar:
Criterios Generales de Política Económica 2018
Datos económicos en el Informe presidencial
¿Qué le pasaría a las economías si se cancela el TLCAN?