Opinión

Primero Dios

Todo resultará bien en México, primero Dios. Pero si el dólar sigue subiéndosele a la cabeza al peso y el precio del barril de petróleo insiste en volver a su origen en los bajos fondos, el malestar social, la protesta, los vándalos, las exequias de Chespirito y la Puerta Mariana de Palacio serán en conjunto un juego de niños, un pon-pon-ta-ta frente a la economía en harapos. Oigan esto: el precio de la mezcla mexicana de exportación cerró en 61.07 dólares el barril. Como le decían a la extinta madre de Gamés en el mercado: no me salen las cuentas marchanta.

El crudo mexicano, y aquí no nos referimos, es obvio, a Gamés y a sus amigos verdaderos después de la jornada del viernes, el crudo mexicano, decíamos, cumplió siete jornadas a la baja y su precio se encuentra en los niveles de hace cuatro años. Pregunten y lean, si no, la columna de Enrique Quintana en estas páginas de su periódico EL FINANCIERO. ¿Ustedes creen que Gil sabe lo que es el West Texas Intermediate? ¿Un coctel estilo Manhattan? Lleve a mi mesa un West Texas Intermediate doble y en las rocas; a la dama, por favor, un Brent en las rocas. Gil insiste, si el precio de estas mezclas, o como se llamen, sigue bajando, nos lleva patas de catre, ¿o como era?

Estupor

Gil no sale del azoro múltiple y por supuesto no se refiere a las protestas masivas, mju, que muestran tremendo malestar, hartazgo e indignación. Esto se trata de una noticia bomba: Marco Palacios el Pikolín, defensa de los Pumas, ha pasado a formar parte de la lista de transferibles del equipo universitario. Después de once años de fidelidad al club de sus amores, los Pumas, la directiva ha puesto al Pikolín de patitas en la calle. No hay derecho. Cierto que hay otro Pikolín, arquero de fusta y fuste, lesionado en mala hora, pero un Pikolín no es lo mismo que dos pikolines. En fon, el Pikolín en la lista de transferibles: ¡que renuncie Peña!

Por cierto, si Gil vuelve a ver una repetición de las exequias de Chespirito, se arrancará los pelos. Ya estuvo bien, por piedad. Veamos esta entrevista de 2005 con el extraordinario comediante, veamos escenas de sus inolvidables personajes, oigamos las canciones que se hicieron famosas a todo lo largo y ancho del continente, veamos el barril en el cual se escondía El Chavo, veamos a la pléyade de personajes que se inmortalizaron (aquí el reflexivo es más que necesario) actuando junto a Roberto Gómez Bolaños. Uta, Televisa expondrá por varios días un listón de luto por Chespirito en sus pantallas.

Gamés no quisiera parecer roñoso pero, diantres, ¿no es un poco demasiado? Gilga entiende: un actor de la casa, un amigo personal de todo Dios en Televisa, un ser humano cálido, un padre amoroso, un esposo fiel y leal, un actor inigualable, un compañero de trabajo exquisito, un corazón abierto, un hombre generoso, un alma sin envidia, un espíritu efervescente, en fon, lo que ustedes quieran y manden pero, ¿no se les ha pasado la mano?

Qué bonita vecindad

Por cierto, cuando murió Carlos Fuentes no hubo crespón en la pantalla de Televisa, cuando murió José Emilio Pacheco no hubo crespón en la pantalla, cuando murió Pedro Ramírez Vázquez no hubo crespón en pantalla. En fon, ¿quiere esto decir algo? Quizá sí quiere decir algo: "Bueno pero no se enojen". Kikosas, ¿no? Uff.

Por lo demás y por lo de menos, este hombre llevado al estadio Azteca como si hubiera sido un grandioso deportista ha sido considerado un genio por componer una canción cuya letra dice así en una de sus estrofas: “Qué bonita vecindad, qué bonita vecindad (eso, eso, eso), no valdrá medio centavo, pero es linda de verdad (…) Qué bonita vecindad, es la vecindad del Chavo, no valdrá medio centavo, pero es linda de verdad”. Mecachis en la mar salada, cuánta poesía. Todo resultará bien en México, primero Dios.

La máxima de Cioran espetó dentro del ático de las frases célebres: “Esperar es desmentir al futuro”.

Gil s’en va.

Twitter: @GilGamesX