Opinión

Primera lectura de ‘Planea MS’: pocas sorpresas, excepto por el DF

 
1
 

 

Bachillerato. (Cuartoscuro)

La semana pasada se dieron a conocer los resultados de la primera edición del Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (Planea), para Educación Media Superior (MS). Planea es la prueba de logro escolar que sustituyó a ENLACE y, en el caso de media superior, fue aplicada en marzo de este año a 99 por ciento de los planteles –públicos y privados– y a 90 por ciento de los alumnos del último año de ese ciclo escolar en todo el país.

El objetivo central de la nueva prueba diseñada por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) consiste en evaluar los aprendizajes de los estudiantes en dos áreas clave: Comunicación y Lenguaje (comprensión lectora) y Matemáticas. Adicionalmente, Planea MS 2015 recabó información sobre las habilidades socioemocionales de los alumnos y sobre el clima escolar a través del cuestionario de contexto para estudiantes, así como sobre aspectos contextuales de la escuela por medio del cuestionario a directores escolares.

El panorama que dibujan los resultados Planea MS sobre la calidad de los aprendizajes de los alumnos mexicanos próximos a concluir la enseñanza obligatoria es muy triste, pero no demasiado sorprendente.

Así, a nivel nacional tenemos que el porcentaje de los estudiantes del último año de media superior que se ubican en el nivel más bajo de la prueba (nivel I) es de 43.3 por ciento para Comunicación y Lenguaje y de 51.3 por ciento para Matemáticas. Lo que esto quiere decir, para lectura, es que casi la mitad de los jóvenes que acaban de concluir el tercer grado de media superior sólo pueden identificar palabras explícitamente incluidas en un texto. Para el caso de Matemáticas, lo que nos dice es que poco más de la mitad solamente es capaz de realizar operaciones aritméticas muy simples y, ello, sólo con números enteros.

En el otro extremo de la distribución de logro, los resultados de Planea MS confirman la existencia de un estado de cosas desolador en materia de competencias fundamentales para la vida, el estudio y el trabajo de los chicos y chicas recién egresados de la educación media superior mexicana. Al respecto, encontramos que sólo 12.2 por ciento de los alumnos se ubica en el nivel de logro más alto (IV) en comprensión lectora (razona y sabe sintetizar, por ejemplo) y un minúsculo 6.4 por ciento se sitúa en el máximo nivel en matemáticas (capacidad para integrar elementos de contexto, para usar diversos procedimientos matemáticos para resolver un problema, así como para representar y analizar cantidades en formatos geométricos).

En suma, los resultados nacionales de Planea MS son un horror, pero un horror del que teníamos ya amplísima noticia.

En una primera lectura de Planea MS lo que a mí más me llamó la atención fueron los pésimos resultados de los alumnos del Distrito Federal: con 52.4 por ciento, quinto lugar más alto en porcentaje de alumnos en nivel I en lectura (por arriba de entidades como Tlaxcala, Oaxaca y Campeche) y con 59.1 por ciento, cuarto lugar más alto en proporción de alumnos en el nivel más bajo de matemáticas, por encima de, entre muchos otros, Oaxaca y Michoacán. Igualmente notorio es el hecho de que en el DF la proporción de estudiantes en el nivel más bajo aumentara de modo importante para ambas competencias (seis puntos para lectura y 11 puntos (contra los tres puntos de aumento a nivel nacional) en matemáticas.

Los resultados de Planea MS para el DF, además de tremendamente preocupantes, resultan sorprendentes por dos razones principales: primero, porque son inconsistentes con los resultados de otras pruebas, tales como PISA, evaluación en la que el DF aparece regularmente entre las entidades con menores porcentajes de alumnos por debajo del nivel de suficiencia; segundo, porque siendo el DF una de las entidades federativas con mayor nivel de ingreso per cápita y dada la fuerte asociación positiva entre esa variable y puntaje en pruebas de logros, uno esperaría que sus alumnos obtuvieran mucho mejores resultados.

Habrá que investigar más a fondo para entender estos números y, sobre todo, para identificar las palancas que tendrían que moverse para enderezar el barco, a juzgar por los resultados de Planea MS, naufragante de la educación media superior en la capital del país.

Twitter: @BlancaHerediaR

También te puede interesar:
Lo que sabemos y no de la educación en Oaxaca
Regresa Oaxaca a México
Las élites que nos hacen falta